La filosofía de Arte de Cozina es “intentar poner a la cocina tradicional, la que hemos comido toda la vida, dentro de la alta cocina”. Así define su restaurante Charo Carmona, quien considera que “antes no se le ha dado el valor que tiene, y se le ha empezado a dar su lugar desde que la Unesco nombra a la dieta mediterránea como patrimonio inmaterial de la humanidad”.

 

Sus clientes “así lo reconocen y agradecen”, y es que de algo tan sencillo se puede llegar a hacer algo extraordinario: “Entiendo que la cocina no es solamente mezclar una serie de productos, es algo más: tiene que llevar alma, sentido”.

La clave está “en la calidad del producto, y en Andalucía podemos presumir de todo lo bueno que se produce, y eso es algo de lo que tenemos que estar convencidos nosotros mismos”.

A todo el que llega a Arte de Cozina, así como a su ambiente anexo Arte de Tapas, “se le pretende mostrar lo mejor de lo que tenemos, e intentar ponerlo en un buen nivel”.

Ayuda a disfrutar de la experiencia el contar con un entorno privilegiado, “en una casa de finales del siglo XVII que formaba parte del palacio de los Condes de  Sabasona, y que desde 2003 nos hemos ido dedicando a mejorarla. Hemos conservado todos los elementos y sacado a la luz cosas que estaban ocultos debajo de capas y capas de yeso o de pintura. Hoy se pueden volver a contemplar, y pensamos que es un buen punto para comenzar a descubrir Antequera desde el punto de vista de la gastronomía y de la historia”, destaca Carmona.

Revalida el Sol de la Guía Repsol 2021

Todo este esfuerzo se ha visto recompensado con múltiples reconocimientos, como el Sol de la Guía Repsol que acaban de revalidar, “y estamos muy orgullosos de poder ayudar a que Antequera se conozca en muchos sitios”.

“Vale la pena venir a descubrir Antequera y su gastronomía”, señala la propietaria de Arte de Cozina, y además vale la pena en diferentes épocas del año. “No comemos igual en el mes de agosto que en el mes de enero, y tenemos el privilegio de tener productos de temporada de tantísima calidad”, expone Charo Carmona, para quien es “un gran lujo”.

Así, la carta va variando a lo largo del año, “y la gente lo valora muchísimo, tanto el cliente de aquí que puede conocer platos como la porra de naranja que era una gran desconocida, como el de fuera que se queda gratamente sorprendido y valora el que le enseñes donde está por lo que está comiendo. No es simplemente venir a alimentarse, es muchísimo más”, añade para destacar otros platos indispendables como galipuche, lengua estofada, asadura en chanfaina o manitas rellenas.

 

 
Más información edición digital www.elsoldeantequera.com y de papel el sábado 22 de mayo de 2021. ¡Suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).