El Mesón Restaurante Pañero es todo un referente en el sector hostelero de Antequera siendo uno de los restaurantes más veteranos de la ciudad del Sitio de Los Dólmenes.

José Luque López regenta el Mesón que fundó su padre, Antonio López Suárez “Pañero”, donde prácticamente ha estado toda su vida. Él mismo nos explica sus inicios en el sector hostelero: “Yo comencé con mis padres en 1962 porque lo necesitaban, tenía 7 años. Conmigo estaban todos mis cuatro  hermanos: Antonio, que falleció, Rafael, María Jesús y Carmen”.
 
Por circunstancias de la vida, su padre se tuvo que marchar de Antequera: “Al poco tiempo mi padre se fue para Alemania donde estuvo 7 años. Fue entonces cuando mi madre se tuvo que quedar en la cocina con todos nosotros. Mi hermano el mayor es el que se encargaba de la barra. Después se casó y se marchó y empezó a trabajar de panadero”.
 
Tras la marcha de su hermano,  José quedó a cargo del negocio familia: “En 1981 me quedé al frente con mi padre... La idea era que mi hermano Rafael y yo nos quedáramos con el negocio, pero haciendo el servicio militar en Madrid conoció a una mujer y se quedó allí y De Madrid se fue a Suiza. Una de mis hermanas se quedó conmigo hasta 1989 y luego me quedé solo con mi padre que falleció en 2011”. 
 
Sobre sus objetivos y decisiones, José nos relata: “Al principio me dedicaba a los desayunos, pero llegaba el momento en que echaba 18 horas diarias, has que en 2001 decidí montar un pequeño mesón para estar mejor... Tuve 8 años muy buenos y el dinero que invertí en la reforma lo pagué en poco tiempo...”
 
En la actualidad, el gerente de Mesón Pañero tiene 61 años y espera jubilarse en dos años y ve la situación de su sector: “Ahora los tiempos son malos comparados con la década de los 90 y principios del 2000... Desde que está el Patrimonio Mundial no veo tanto turismo como tendría que entrar”.
 
Medidas eficaces en la ciudad
Para José la gestión del turismo es labor del Ayuntamiento: “Los grupos de turistas deberían pernoctar en Antequera, no que vienen dos horas ven Los Dólmenes y Santa María y se marchan para lo único que les da tiempo es para tomarse una cerveza...” 
Un empresario de los que quedan pocos en nuestra ciudad que ha invertido toda su vida en su negocio a través de muchas horas de trabajo.
 
Lo mejor de su trayectoria  
De todos estos años de esfuerzo y dedicación en el negocio, José lo tiene claro y se quedaría: “Con los años de antes, de 1992 hasta 2003, que fueron muy buenos. Desde 2002 hasta 2008 pude disfrutar del turismo todos los días, los fines de semana eran venta segura...”, explica José.  
 
La situación actual  
Hoy en día, José no puede decir lo mismo de la situación: “Ahora, algunos negocios se mantienen y otros tienen que cerrar... Sin duda los tiempos de antes eran mejor que los de ahora, no sé si es por lo crisis o no sé por qué será... Antes se ganaba un 50 por ciento y ahora se gana un 30”, concluye el gerente de Mesón Pañero.