La llegada de José Jesús Aybar a la dirección del Antequera como entrenador ha sido todo un revulsivo para el equipo que ha visto cómo tiene posibilidades de estar en lo más alto de la tabla.

Haciendo un balance desde su llegada: “El balance es totalmente positivo, estamos bien encaminados y tratando de sacar el trabajo hacia adelante dentro de las dificultades que nos vamos encontrando, pero estoy bastante contento y satisfecho con lo que está haciendo el equipo”.

El parón de la pasada jornada por los días de fiesta parece venir bien al Antequera: “Esto siempre viene bien sobre todo por la acumulación de trabajo que se viene llevando, pero no sólo para descargar a la gente sino que de vez en cuando viene bien desconectar y volver a coger esa motivación necesaria en las próximas sesiones de entrenamiento”.

Sobre la incorporación de nuevos jugadores en el mercado invierno Aybar asegura: “Los clubes tienen la obligación de mejorar la plantilla y depende de las necesidades que haya, las posibilidades que te da el mercado y de que te puedas desprender de jugadores. En ese sentido el área deportiva sigue buscando soluciones y tiene intención de mejorar la plantilla... El Antequera tiene necesidad de mejorar algunos puestos”.
Uno de los temas de los que se ha hablado desde su fichaje es la incorporación al equipo tras sus sanciones del centrocampista Apoño: “Desde el punto de vista federativo es un jugador que tiene licencia con el Alameda y por consiguiente no está en plantilla y no puedo contar con él... Y llego en la cuarta o quinta jornada hay un jugador que se anuncia que puede ser que luego tiene una sanción, entrena los primeros días y luego deja de entrenar y que te vas enterando de que igual tiene ofertas de equipos de categorías superiores... no sé el grado de compromiso que hay adquirido con ese jugador... creo que se debería de haberse comunicado ya... si no hay un jugador que no entrena no cuento con un jugador que no esté entrenando”.
El Antequera y la afición
“Quiero agradecerles primero el trato que están teniendo con nosotros y la ilusión que nos empiezan a generar a nosotros y segundo la paciencia necesaria para saber que estamos ante una de las temporadas más igualadas que puede haber a la hora de conseguir objetivos por la parte de arriba... va a haber buenos y malos domingos, pero lo que si vamos a intentar siempre es que la afición tenga siempre un motivo para acudir al Maulí”. Un entrenador directo y claro que ha revolucionado el banquillo del Antequera y que está dando respuesta a lo que se buscaba.