El restaurante de Finca Eslava acogió durante la noche del pasado viernes 3 de julio una de las veladas más interesantes del Hotel, con la tercera y última entrega de sus ya famosas cenas-maridaje, en esta ocasión dedicada a la bodega Juan Gil y acompañada con música en directo.
Así, el experto sumiller y enólogo Antonio Caravaca se desplazó hasta el restaurante para ofrecer la mejor de las experiencias a los comensales, dando a conocer y explicando qué comidas deben ir acompañadas con los diferentes vinos que nos podemos encontrar.
Caravaca explicó lo que se encontraron los comensales: “Hoy tomarán vinos del Grupo Juan Gil. Juan Gil es una bodega de Jumilla, que en 12 años nos hemos convertido en un grupo con bodegas en Jumilla, Almansa, denominación de origen Montsant... En total, ocho bodegas”.
El experto enólogo confesó alguna de sus bodegas preferidas: “La bodega que nos toca un poco más la fibra es Juan Gil, la más antigua del grupo ya que el próximo año haremos 100 años”.
 
La cena estuvo compuesta por seis platos con sus diferentes vinos. Como entrantes, timbal de langostinos, pulpo y verduritas, con Shaya Blanco Verdejo de acompañamiento. Tras él, croquetas de espinacas y queso brick, con Honoro Vera Tinto. El Juan Gil Blanco Moscatel sirvió de acompañamiento para el exquisito bacalao con cebolla confitada. Otro Juan Gil, en este caso tinto de 12 meses, para una hamburguesita de buey. No puede faltar en cualquier buena mesa un surtido de quesos, bañado con La Atalaya Tinto, como vino perfecto.
 
Para finalizar, qué mejor que un milhojas de crema con helado de chocolate acompañado por un tinto dulce.