La Plaza de Toros de Antequera reabrirá su restaurante un año después de cerrarse, tras una nueva adjudicación municipal, esta vez a la empresa Indulto Restaurante S.L., según comunicó el alcalde Manuel Barón, tras la junta de gobierno local del lunes 20 de octubre. 

La anterior empresa cerró y dejó la concesión, por lo que el Consistorio sacó a concurso su explotación, presentándose dos empresas, de la que Indulto Restaurante S.L. ha sido la ganadora, de la que forman parte antiguos trabajadores, conocedores del recinto. La concesión será por 20 años y como novedad, ofrecerán talleres gratuitos de cocina a futuros hosteleros, con el fin de promover el empleo y el arte de la cocina.

La nueva empresa tiene que realizar un fuerte desembolso inicial para eliminar barreras arquitectónicas, así como adaptar el restaurante a las nuevas normativas, tras el cierre de la anterior iniciativa.  Según su gerente Inmaculada Jiménez: “Queremos abrir en el mes de diciembre con las instalaciones totalmente remodeladas con un ambiente rústico y la decoración va ser con piedra natural y madera con tonos ocres y beige en un ambiente taurino. El torero Manuel Escribano nos ha donado  uno de sus trajes para tenerlo expuesto en el restaurante; además conservamos muchos cuadros”. Sobre sus servicios: “Queremos ofrecer una línea de pinchos y copas de aperitivo en la zona del pasillo de entrada y nuestra carta en el interior del local”. El restaurante va a dar empleo a 8 personas fijas que estarán en la plantilla de esta nueva iniciativa y dependiendo de la temporada será aumentada.