Desde principios de este mes de enero Restaurante Pizarro vuelve a abrir sus puertas bajo la dirección de Juan Antonio Morente Díaz, hijo de Juan Andrés Morente Cuenca y Dolores Díaz Navarro, antiguos propietarios del conocido bar.  
 
 
 
Abierto todos los días, Restaurante Pizarro es todo un referente de nuestra ciudad. A primera hora, el bar ofrece exquisitos desayunos a base de molletes antequeranos, vienas, pitufos... que irán acompañados de chicharrones, mantequilla aceite, queso, chorizo, salchichón, todo tipo de ibéricos, sin olvidar un buen café, zumos, batidos, infusiones, refrescos... Ya hacia el mediodía el establecimiento ofrece una amplia variedad de tapas, más de 30 diferentes, de sabrosas carnes y pescados con las que disfrutar del aperitivo. Los almuerzos son su fuerte ya que dispone de un económico menú por tan sólo 8 euros, de lunes a viernes, (sábado y domingo 9 euros), en el que ofrece 7 primeros entre los que destacan sus guisos y su “porra antequerana” además de 12 segundos más postre y bebida.
 
Entre las especialidades del Restaurante Pizarro cabe hacer especial mención a sus carnes con: filetitos rusos, las brochetas, rollito de primavera, hamburguesitas, filetes empanados o a la plancha, pollo en salsa, choricitos al vino  y sus deliciosos pescados como: gambas rebozadas, calamares, fritura, boquerones, brochetas de jibia, y una larga lista para deleitarse en tapas,  medias raciones o raciones todo al gusto del mejor paladar.
En cuanto a las cenas el restaurante cuenta siempre entre sus platos de inicio dos tipos de sopas especiales de la casa, la de marisco y la de picadillo, acompañadas de toda la variedad de platos a elegir de su extensa carta. Además Restaurante Pizarro cuenta con unas amplias instalaciones con un salón comedor con capacidad para 60 comensales y una gran terraza para 28 personas  para estos meses de verano. 
Por tanto, Restaurante Pizarro es una elección ideal para disfrutar como en casa este verano del mejor ambiente y servicio.