Octava edición del Nájera Jazz que queda para el recuerdo la vivida durante tres noches en el patio del Museo de la Ciudad de Antequera. La seguridad, las mascarillas, la separación de sillas... todo ha hecho que se viva el jazz de una forma particular, distinta de la acostumbrada con un patio lleno, un Coso Viejo abarrotado de seguidores y con los pies en movimiento.

 

Pero sobre todo, se ha notado la expresividad, el no poder ver el rostro para ver esa conexión invisible que siempre existe entre el escenario y el público.Circunstancias extraordinarias, pero al menos se ha podido hacer, apostando de esa forma por la Música, por la Cultura. 


Particular y excepcionales noches de Jazz en nuestra ciudad en este ciclo que se inició el jueves 23 de “Two For Swing” fueron los protagonistas de este primer concierto liderado por el dúo que forman María Esteban y Raquel Pelayo. Música de los años 20 a 40 marcados con un jazz melódico, ritmos de un swing que en esta ocasión no se pudo bailar, sino escuchar en las voces de Esteban y Pelayo, apoyadas en un gran elenco de músicos de viento y metal y del siempre reconocible maestro antequerano jazzístico, Juan Ramón Veredas que siempre ofrece lo mejor de sí en cada uno de los directos que ofrece.

 


El renacimiento de Pepa Niebla

Presente y futuro es lo que tenemos por delante en la figura de la cantante y compositora antequerana Pepa Niebla que en la noche del viernes 24 de julio, brilló con luz propia en el patio del Museo.

Presentó su último disco ‘Renaissance’ (Renacimiento), un trabajo que se tendría que haber presentado en Madrid en el Teatro Monumental ante las cámaras de Televisión Española el 17 de abril. Dadas las circunstancias sanitarias todo se suspendió, pero llegó esta fecha en Antequera, que ella misma ha calificado como “un milagro”.

De la voz que escuchamos en el primer Nájera Jazz hace ocho años al de ahora en 2020, hay un enorme trabajo vocal, compositivo y a la vez, de renacimiento musical en una artista que se ha hecho a sí misma.

Comenzó su actuación con “Chains” (cadenas) una declaración de intenciones de este directo, al que siguió “Otro tiempo” la única canción en español del disco como un homenaje a un amor perdido.

“God Bless the Child”, un tema de Herzoz y Holiday con magníficos arreglos de Toni Mora quien muestra con la cantante siempre una complicidad especial.

Entre tema y tema, Niebla mostró el porqué de cada canción, ya que se estrena como compositora y la razón de las letras, así como una improvisada clase magistral de jazz.

“Ode to a family” una canción dedicada a la familia, esa que te ve crecer y despegar el vuelo y que vive siempre en un continuo estado de espera, dedicado especialmente a sus padres que estuvieron presentes esta noche.

Siguieron “All about dance”; “Lilyá” canción preciosa, en portugués con letra y música de Fabio Torres que Maxime Moyaerts y Pepa sacaron de una forma sublime dando un espacio excepcional al piano.

Se terminó el concierto con “Green” y el tema que da nombre al disco, explicando la esencia de la letra que permanece presente en todo momento en un trabajo donde el crecimiento musical, en la composición, la melodía, los arreglos y en la voz, fueron la tónica que marcaron un concierto que llegó con todas las medidas de seguridad y que se mantuvo así de principio a fin.

En el escenario con los nombrados ya Moyaerts y Mora, estuvieron Rodrigo Ballesteros en la batería y el bajista Tomás Merlo.

Al día siguiente, el Nájera Jazz concluiría con la actuación de la fusión de jazz-flamenco de Sergio de Lope Band, completando así tres días de lleno de público en el Nájera Jazz 2020.

 

Más información, próximas ediciones www.elsoldeantequera.com y de papel, el sábado 1 de agosto de 2020 (pinche aquí y conozca dónde puede adquirir el ejemplar) o suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).