El 1 de febrero de 1920 iniciaba su andadura el Colegio Público Romero Robledo, ahora cerca de cumplir su Centenario, nos acercamos al mismo en la calle Calzada para hablar con su directora actual, Paqui Sánchez Jiménez (Antequera, 9 de enero de 1964).
Con la mirada puesta en el pasado cuando inició su andadura en el edificio de San Luis y con otro nombre, la evolución de este centro educativo marca el camino progresivo de la historia de la enseñanza en Antequera apoyado principalmente, en el esfuerzo y constancia que profesores y directores han derrochado para que hoy pueda cumplir 100 años siendo una comunidad viva y con ganas de seguir creciendo otros cien años más. 

Atravesar las puertas del Colegio Público Romero Robledo es pasar el dintel del tiempo, donde la historia misma de la ciudad se envuelve en los libros de enseñanza que los alumnos portan cada día en sus mochilas.Nos convertimos en uno más de estos pequeños para aprender su historia, para conocer los cien años de vida que lleva educando a los antequeranos y residentes. Para ello, su actual directora, Paqui Sánchez Jiménez, nos recibe en la misma puerta para que disfrutemos de este patio que sigue siendo un referente patrimonial de la ciudad.
 
Esta Comunidad Educativa quiere contar su historia y para ello, nada mejor que hacerlo por escrito para que nada se quede en el olvido.
 
“En junio nos reunimos y decidimos apostar por el papel impreso y salió la idea de realizar el libro del centenario. Para ello nos reunimos con Pepe Escalante y él nos puso en contacto con Víctor Heredia, profesor de la Universidad de Málaga que ya había hecho bastantes estudios en Antequera relacionados con el sistema educativo”, nos dice.
 
Una obra que tendrá tres partes bien diferenciadas: “Víctor trata toda la parte histórica de la Educación en Antequera y lo que es la parte del Colegio. Otra parte que lleva es la historia de este Palacio en el que estamos desde los años 40, así que se incorpora al libro una parte de estudio de las Casas de Antequera que corre a cargo de Félix Jiménez. Y también lleva a una parte viva, que es la que hacemos los profesores, antiguos alumnos, directores y profesores que nos han mandado escritos y han colaborado en él”. Una aportación educativa, pero también, cultural a la ciudad ya que se presentará el 6 de febrero con la intención de que quede para el futuro. En este acto, también se presentarán los dos sellos editados por Correos basados en un concurso realizado entre los alumnos del Colegio.
 
Sobre esta cita nos confirma: “Es una actividad interesante y bonita, para que quede para la posteridad y se reconozca la labor del colegio en estos 100 años”.
 
 
 
 

Proyecto por este Centenario
Junto a esta edición literaria, están embarcados en el proyecto ‘100 años, una Comunidad viva y centenaria’ que nos desgrana: “A través de este Proyecto hemos solicitado formación a la Universidad de Málaga a través del CEP de Antequera para el profesorado y que se ha realizado durante el primer trimestre de este curso con tareas específicas para cada alumnado. Entre algunas de esta tareas, están las Líneas de Tiempo, Orlas de todos los cursos, Lecturas de directores antiguos. Con el objetivo todo ello, de poder exponerlo en una Semana Cultural del 17 al 21 de febrero”, señala Sánchez.
 
“Se expondrán los trabajos para que las familias lo puedan ver y compartir, y además, se abrirá el colegio un día por la tarde, para que tanto familias como antiguos alumnos y profesores puedan ver la exposición y conozcan de cerca la historia del centro, además con guías del Centenario que serán los alumnos de Sexto de Primaria”, explica. También expondrán la muestra “El Mundo del Sello”.

Un poco de repaso por su historia
Antes de situarse el colegio en esta Casa del Barón de Sabasona construida en el primer tercio en el siglo XVIII, esta comunidad comenzó en el edificio de San Luis; así lo recogía nuestro periódico en la edición del domingo 11 de enero de 1920 se recogía “Por el Ministerio de Instrucción pública y Bellas Artes, se ha resuelto favorablemente el expediente incoado por este Ayuntamiento, y en su virtud, se transforman en una Escuela graduada con tres grados, las escuelas unitarias que vienen funcionando en el edificio denomimado de ‘San Luis’”.
 
Así nos lo confirma la directora: “El 1 de febrero de 1920 comienza con la Escuela Graduada, y luego en los años 40 viene para acá”, confirma Paqui Sánchez y nos añade algunas pinceladas del paso del tiempo. “Siempre fue de niños, no sería hasta el año 92 cuando comenzó a ser mixto incorporando a las niñas. Y otro dato muy simbólico, es que siempre ha tenido directores, la primera directora fue Pilar García y yo, ahora, la segunda”.
 
En todo este tiempo y con un siglo a sus espaldas, es evidente la evolución que ha sufrido. Cuando comenzó solo contaba con tres maestros, y ahora son quince para los 225 alumnos que educan: “El Centro ha tenido una evolución por constancia y esfuerzo, primero de todos los profesores y luego de todos los equipos directivos. Este edificio era una casa señorial, por lo que las condiciones para colegio tenía muchas carencias, patios de recreo, pistas deportivas, una ampliación necesaria como la que ahora estamos pidiendo de un comedor escolar, ya que somos el único Colegio Público de Antequera que no lo tiene. Todo se ha conseguido y logrado gracias al buen hacer y siempre con la colaboración del AMPA que es un pilar importante en la lucha por este Colegio”. 
 
 

Un futuro de apuesta por este Centro Educativo
Pero qué ofrece este Colegio que se encuentra en pleno centro de Antequera: “Ofrecemos un ambiente familiar al ser un colegio pequeño nos conocemos todos; tenemos un proyecto único a la hora de trabajar y con un buen programa de atención a la diversidad. Tenemos un alumnado muy diferente con hasta siete nacionalidades con los que tenemos una colaboración entre profesores y familias esencial”.
 
Una labor que se reflejará en el futuro, siendo un centro “con muchas posibilidades, porque apostamos por un tipo de enseñanza diferente a la de nuestro alrededor”.
 
El futuro está en sus manos, en las de estos quince profesores que recogen el testigo de aquellos tres que un día se pusieron al frente de los alumnos de Antequera de 1920. Ahora, en el 2020, toca dar las gracias por la formación a tantas generaciones.
 
Más información, edición impresa sábado 18 de enero de 2020 (pinche aquí y conozca dónde puede adquirir el ejemplar) o suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).