Una joven se despierta con poderes extraordinarios en una morgue y queda atrapada en una batalla entre el bien y el mal. Con esta premisa se presenta la interesante serie de género fantástico basada en el cómic manga ‘Warrior Nun Areala’, creado por Ben Dunn en 1994.

Santa María continúa siendo el escenario principal de la serie, así como otras localizaciones en nuestra ciudad como el Castillo, las iglesias de Jesús y San Juan de Dios, la Plaza del Portichuelo. Durante el pasado mes de abril y este de mayo se está llevando a cabo el rodaje de secuencias en dichos lugares, pero es Santa María la que ha sufrido importantes transformaciones en su interior que nos hace viajar a otra época.

Los días 23, 24, 27 y 28 de este mes de mayo son los últimos días de rodaje de la serie ‘Warrior Nun’ en nuestra ciudad y sobre todo en Santa María que ha visto transformado su aspecto interior con decorados de la época medieval.  Nada más entrar la Antigua Real Colegiata nos encontramos todas sus paredes cubiertas papel pintado donde dibujos e  imágenes de batallas de templarios, ángeles, dragones... se convierten en auténticos protagonistas.

En la nave central descubrimos unas mesas alargadas de grandes dimensiones y de estilo medieval adornadas con el símbolo de la orden militar secreta de monjas guerreras,  que también de manera imponente preside el altar mayor.  Además, a lo largo de las naves laterales, colocadas entre las columnas, se han instalado seis  lámparas majestuosas que impresionan nada más verlas. Por otro lado, en las distintas capillas que Santa María atesora en su interior, encontramos un piano antiguo que durante el rodaje de la serie está colocado fuera de la misma.

En algunas de estas capillas se convierten de manera improvisada en pequeñas armerías donde se guardan las distintas armas y armaduras de la época que se utilizan en la grabación de diferente secuencias de la serie. Además, en ella también se puede apreciar de nuevo el símbolo de la orden militar que se repite y se deja ver mucho en las localizaciones debido a  su importancia argumental.La sacristía de Santa María también ha cambiado su aspecto y se ha convertido en una improvisada biblioteca donde se ha colocado variado mobiliario: sillas, mesas, una librería con libros antiguos e incluso hasta un reclinatorio.

Además, las paredes se han  cubierto también con papel pintado de color rojo granate que le da un ambiente de despacho episcopal.Ya en el exterior, en el Callejón del Aire, se ha colocado un gran andamio donde sobre él se ha montado unos grandes focos para dar luz al interior de Santa María a través de sus ventanales para simular la luz natural.

Detalles del rodaje y presentación pública

El equipo técnico de la serie aprovechó la jornada de rodaje del miércoles 1 de mayo para grabar escenas de exteriores en la Plaza de los Escribanos y en la Plaza del Portichuelo, donde se pudo ver al actor portugués Joaquím de Almeida ataviado con el vestuario de su personaje del Cardenal Duretti.A partir del jueves 23 de mayo, rodarán de nuevo en Santa María, el Castillo y algunas secuencias de exterior por las calles de la zona alta de la ciudad.

Otra de las paradas la realizaron en Algeciras donde en un día rodaron imágenes en un ferry aprovechando el traslado del mismo de Algeciras a Ceuta y de Ceuta a Algeciras. Cuando el rodaje concluya en nuestra ciudad, se ofrecerá una rueda de prensa por parte de la productora Fresco Films y el equipo de Gobierno del Ayuntamiento para promocionar la serie que tiene  previsto su estreno a partir del mes de octubre y de la que si todo va bien se espera una segunda temporada.