“Ana María Pérez Sierras, joven heroína en un suceso ampliamente difundido”. De esta forma titulaba en uno de sus destacados El Sol de Antequera una noticia del número 2.764 del 21 de noviembre de 1976. En el interior, se amplía la información con un amplio reportaje sobre un incendio en una vivienda de la calle Porterías que pudo haber acabado en tragedia, pero se convirtió en gran acto heroico que no pasó desapercibido por nadie.

 

El Sol de Antequera se sienta con los protagonistas 43 años después y revive los hechos, de los que se hicieron eco medios de comunicación de toda España.

Ana María Pérez Sierras fue aquella heroína antequerana con tan solo 9 años. Ella estaba al cuidado de sus hermanos pequeños, Juan Jesús y Ángel, de 6 y 3 años. Así recuerda lo que pasó: “Las cosas de los niños, mi madre me dijo que cuidara a los niños y me enfadé porque yo quería ir a la calle. Estaba fregando los platos y les dije que me ayudaran. Se iban para el salón a cada instante y quité el enchufe de la tele para que se quedaran en la cocina. Quizá saltó alguna chispa y ahí empezó todo”.

 

“Ahora te ríes, pero aquello fue espantoso”

Por fortuna, los tres hermanos estaban en la cocina cuando olieron a humo... y al abrir la puerta, vieron todo el fuego que se estaba originando. Así, tenían que salir de allí como sea. “Lo primero que hice fue subirme al tejado de mi casa para pegar voces y ver si alguien nos escuchaba. Luego salté a un techado intermedio que había para ayudarme a saltar al patio de los otros vecinos, pero no había nadie”, detalla Ana María.

Luego, escaló y subió de nuevo al tejado. Allí estaban sus hermanos, asustados y con mucho humo negro alrededor. Cogió uno a uno de ellos e hizo el mismo camino para alejar a sus hermanos del fuego. “Ahora te ríes, pero aquello fue espantoso”, recuerda Ana María.

“Yo no recuerdo mucho, solo que estaba dormido y luego fui a la cocina”, explica Ángel. “Me acuerdo que subí a una tabla y tiré unas macetas y estaba más preocupado por decirle luego eso a mi madre que por el incendio”, rememora Juan Jesús.

“No se sabe quién dio la voz de alarma, en aquellos tiempos, no teníamos móviles. Ya llegó la Policía, los Bomberos y nosotros nos fuimos con familiares nuestros”, recuerdan los tres hermanos. “Con esa edad, nosotros pasamos mal rato en el momento, pero se nos olvidó. Nuestros padres sí que lo pasaron peor”, añade Ana María.

 

Ana María, propuesta para la Operación Plus Ultra

El incendio fue en el mes de marzo, pero a partir de que un hombre de Antequera empezó a mover la historia, muchos medios de comunicación le dieron difusión. El objetivo es que pudiera ir a la Operación Plus Ultra de la Cadena Ser y la Caja de Ahorros, un proyecto dirigido a niños que habían hecho algo heroico y les otorgaban una beca para viajar por el mundo. “En aquel entonces era muy difícil porque mi padre se preocupaba mucho por si me pasara algo. Al tiempo nos enteramos que llegó la carta, pero nunca supimos qué ponía”.

Tras el incendio, aquel hogar estuvo en obras y se arregló, convirtiéndose en el lugar donde han crecido estos 3 hermanos y sus 2 hermanos mayores, José y Fernando, junto a sus padres, José y Anita, creando un sinfín de momentos alegres que dejaron este incendio en una anécdota para la historia.

Más información, edición impresa sábado 16 de marzo de 2019 (pinche aquí y conozca dónde puede adquirir el ejemplar) o suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).