Alumnos del Tercero y Cuarto de Secundaria del Colegio María Inmaculada de Antequera participaron el viernes 22 de febrero en una actividad solidaria para ayudar a la campaña ‘Calor y Café necesita tu aliento’ del Centro de Acogida Nocturna ‘Calor y Café’ de Málaga perteneciente a Cáritas Diocesana.

Este centro ubicado en la calle Álvaro de Bazán de Málaga, que abrió sus puertas en 2017 con motivo del Jubileo Extraordinario de la Misericordia y que permanece abierto desde las 9 de la noche hasta las 9 de la mañana, prestando distintos servicios como estancia nocturna, consigna, manutención, higiene, lavado de ropa, ropero, servicio de recepción de comunicaciones, ocio y tiempo libre.  

Uno de los profesores del Colegio María Inmaculada y responsable de esta iniciativa, Pedro Trujillo, nos explica: “Hemos hecho una campaña en toda la ESO y Bachillerato de recogida de las cosas necesarias que este centro de acogida necesita y como colofón, responsables de ‘Calor y Café’ vienen a explicar su labor diaria”.“Esta actividad trata de concienciar a los alumnos de esa realidad que se vive todos los días en este centro de baja exigencia donde ayudan a las personas no solo con cobijo, sino que ofrecen consejos e información de todos los recursos que ofrece Málaga”, añade Pedro.  


La iniciativa y labores  del centro de acogida

Sobre cómo surge el contacto entre el Colegio María Inmaculada de Antequera y el Centro de Acogida ‘Calor y Café’ para llevar a cabo la actividad, el responsable de éste último, Vicente Jiménez, detalla: “Surge porque la mujer de un profesor de este colegio es compañera mía de Cáritas Diocesana y hablando de nuestro objetivo como centro que es dar a conocer la realidad de estas personas, llegamos a la conclusión de realizar esta actividad aquí en Antequera”.

En cuanto a lo que los responsables del Centro de Acogida Nocturna ‘Calor y Café’ les transmitieron a los alumnos del centro antequerano, Jiménez nos dice: “Les transmitimos dos cosas. Primero, que hay una realidad que existe desgraciadamente que es la de las personas sin hogar y segundo el trabajo que hacemos con ellos”.

El centro de acogida malagueño ofrece “un servicio de acogida nocturno donde pasan la noche más de 20 personas y donde tratamos de motivarles para que reconduzcan su vida y la dignifiquen y de ahí vayan a otros centros”, señala el responsable de ‘Calor y Café’ en Málaga.

El centro de ‘Calor y Café’ tiene una capacidad de 20 plazas, pero “nosotros estamos siempre en 25 personas. Siempre buscamos un hueco para aquellas situaciones que son prioritarias para nosotros. En el año 2018 han sido 263 personas las que han sito atendidas en nuestro centro”, detalla Jiménez.

Dentro de los servicios que ofrece el Centro de Acogida Nocturna ‘Calor y Café’, no solo ofrecen el cobijo: “No sólo les ofrecemos que pasen la noche, sino que le damos ducha, desayuno y lo más importante para nosotros: un poco de ‘calor humano’; que te llamen por tu nombre, te pregunten cómo te ha ido el día, aunque sepamos que está en la calle, y sobre todo si alguien tiene un problema o angustia que se sienta escuchado”, concluye. Gran labor de este centro con los más desfavorecidos.