Apunten esta fecha: 2 de octubre de 2018. A las 18,20 horas, el camión que trasladaba desde Málaga la escultura del Marqués de Larios hizo acto de presencia en el taller de Chapitel, en Antequera. Allí será restaurada la pieza de bronce que se inauguró en 1899 y que hasta ahora se ubicaba en la Alameda Principal.

 

 

Los trabajos para su desmontaje comenzaron antes de las 6 de la mañana. Ahora, la pieza tendrá que examinarse y comprobar el deterioro que el paso de los años ha hecho en la escultura, para posteriormente restaurarla, en un proceso que no durará más de dos meses. Hablamos con el gerente de Chapitel, que nos cuenta qué pasará a partir de ahora.

 

Las horas de espera han merecido la pena. El camión grúa que transporta la estatua del insigne Marqués de Larios llegan a las puertas del taller de Chapitel. Allí estamos, cámara en mano, para captar los instantes previos al desmontaje. Primero, el “desembalaje” protector; después, colocación de eslingas. Tras equilibrar la figura de bronce que pesa más de 400 kilos, se procede a su bajada.

 

Nos cuenta todo el proceso el gerente de la antequerana Chapitel, Rafael Ruiz de la Linde: “Empezamos a las cinco de la mañana. Lo primero que hemos hecho ha sido cortar los pernos que anclaban la base donde está apoyado el Marqués con el basamento de piedra, lo izamos y lo depositamos en el camión. Una vez que tuvimos depositado lo embalamos y ya lo que hicimos fue coger toda la estructura metálica con unas eslingas para trasladar la estructura metálica que ya soportaba el basamento de piedra con la escultura de la caridad para llevarlo a la nueva ubicación”.

 

Un proceso que duró “hasta las 9 de la mañana. Luego hemos tenido que desmontar la estructura metálica, trocearla y ya se ha quedado allí exento el basamento”. Dicho pedestal completo, ya está reubicado en el sitio que ocupará a partir de ahora, formando parte de la futura y remozada zona peatonal de entrada a la calle Larios. Todo ello, con una zona verde en el perímetro que recuperaría su límite de forja original.

 

Los trabajos no comenzaron esta semana: “Llevamos desde hace prácticamente un mes que fue cuando nos trajimos la figura del trabajo, que fue lo primero que desmontamos. Una vez aquí la figura del trabajo, montamos un andamiaje para poder trabajar sobre el basamento”.

 

Y es que, además del Marqués de Larios, en Antequera también se restaurará la “Alegoría del Trabajo”, situada en la base del monumento del Marqués de Larios, que también será puesta a punto por la empresa antequerana.

 

La situación actual de las esculturas

Ruiz de la Linde nos detalla, con la atenta mirada hacia la estatua del Marqués, que están “bastante sucias, con escorrentías, con eyecciones de aves y lo primero que vamos a hacer es un estudio analítico para conocer todas las patologías que tienen, que esto lo realiza el departamento de Mineralogía y Petrología de la Universidad de Granada. Una vez que tengamos los resultados de los análisis, establecemos las pautas para la restauración, de limpieza, de protección, de reposición de faltas y de reintegraciones”.

 

De la misma manera, “también estaremos trabajando sobre el pedestal de piedra y la escultura de mármol de Carrara, que está allí in situ y paralelamente trabajamos con las esculturas de bronce en el taller. Esto más o menos tardará dos meses. Para la primera semana de diciembre tenemos que tener el monumento terminado”.

 

También hay que tener en cuenta que se va a reconstruir “parte porque en los 80, cuando se hizo el Parking de la Marina, se le desmontó una escalinata que tenía el monumento y ahora sí se va a recuperar la imagen original”.

 

‘Un orgullo trabajar sobre una obra de Benlliure’

La empresa antequerana Chapitel fue la seleccionada para llevar a cabo la restauración del monumento, dentro de la parte de la obra de la Alameda ya en marcha que la Gerencia de Urbanismo de Málaga adjudicó a Verosa por 1,8 millones de euros. Por su parte, en lo que respecta a la reparación del monumento al marqués de Larios en unos 160.000 euros y se prevé que esté acabada para finales de año.

 

Un nuevo reto que asume Chapitel, experta en trabajos de restauración y que para ellos es “un orgullo trabajar sobre una obra de la categoría del escultor de Mariano Benlliure”, explica Rafael Ruiz.

 

Segunda fase del proyecto de renovación urbanaUna intervención que forma parte de los trabajos de rehabilitación del conjunto escultórico de Mariano Benlliure, situado en la intersección de la Alameda Principal y la calle Larios, prevista en la de la segunda fase del proyecto de renovación urbana de la Alameda Principal.

 

El pedestal, ya en su nueva ubicación, será reparado en la misma Alameda. Esa reparación ‘in situ’ incluirá la restauración de la escultura de mármol de una mujer con un niño en brazos que simboliza el agradecimiento de la ciudad al marqués y donde la antequerana Chapitel repondrá al niño el brazo derecho que le falta y el laurel que portaba. Más información, edición impresa sábado 13 de octubre de 2018 (pinche aquí y conozca dónde puede adquirir el ejemplar) o suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).