El Ayuntamiento de Antequera posee una Delegación de Patrimonio Mundial que, desde su creación, la ostenta Juan Rosas Gallardo, uno de los “fichajes” de Manuel Barón que más buen trabajo ha desarrollado con el éxito de la campaña “Piedra sobre Piedra” que aupó al Sitio de los Dólmenes como Patrimonio Mundial. 

Entre el calor del verano, las vacaciones de este período y la Real Feria de Agosto de Antequera le entrevistamos, con la aún reciente noticia del nuevo espacio Patrimonio Mundial en tierras cordobesas, quedamos con él para hablar del espacio de los Dólmenes y de la relación del Ayuntamiento con la Junta de Andalucía.

Antequerano nacido el 22 de septiembre de 1978, casado con Gema Zurita Parejo, tienen dos hijos, Juan y Lara, y en espera un tercero para final de septiembre. Es funcionario interino, esperando sus prácticas de seis meses para pasar a ser funcionario de carrera en la Enseñanza. 

El aniversario de aquel 15 de Julio de 2016 cuando la UNESCO nos nombró Patrimonio Mundial está señalado ya en rojo en el calendario anual de la ciudad. “Yo creo que después de los resultados, evidentemente es algo que hay que fijar en el calendario para que el equipo de gobierno, esté el que esté, celebre ese Patrimonio Mundial lo más cerca posible de su fecha”. 

¿Cómo surgió crear esta delegación?: “Cuando el alcalde Manolo Barón pensó en crear una Concejalía de Patrimonio Mundial, lo hizo en dos sentidos: en hacer ver a UNESCO la importancia que para la ciudad tenía el ser declarado Patrimonio Mundial y otro en que la ciudad pudiera participar en ese hecho histórico que hasta el momento, la Junta de Andalucía, la cual dependía el expediente, no ha contado ni con la gente, ni con el Ayuntamiento de Antequera”. 

Junta y Ayuntamiento, Ayuntamiento y Junta, o mejor dicho, PSOE y PP, PP y PSOE, poco entendimiento en el desarrollo de los Dólmenes: “Cuando yo entré en el área, mi primera reunión fue con la Junta y con Bartolomé Ruiz y yo le dije que teníamos que morir por Antequera y que nos teníamos que olvidar de las siglas porque nuestro objetivo era ser declarado Patrimonio Mundial y hasta el día de hoy, Bartolomé Ruiz ha respondido y gracias a esa fructífera relación fue uno de los votos positivos que Antequera sea Patrimonio Mundial”. 

Entonces, ¿cuál es el problema?: “Pues que con la Junta de Andalucía, fuera de Bartolomé, no ha existido ni existe relación. En cuanto al ALF (Antequera Light Fest), le pedimos a la Junta de Andalucía, personalmente a Ruiz Espejo, colaboración y me dijo que lo iba a hacer en un primer acto que era el partido memorial a Pérez Canca, que aportaba 4.000 euros y a día de hoy no nos lo ha dado”. 

Unos años en los que se ha visto mayor respaldo a la candidatura de Medina Azahara que a los Dólmenes: “Más que compararnos, creo que están siendo injustos con Antequera y con su sitio los Dólmenes. Yo me alegro muchísimo porque Medina Azahara tenga ese respaldo de la Junta de Andalucía que nosotros no tenemos, además creo que ha sido mayor de lo que iba a ser, porque ellos saben, pero no lo van a reconocer que con Antequera se equivocaron”, manifiesta muy seguro de lo que destaca. 

 

Gestión en los Dólmenes y propuestas para mejorar

En más de una ocasión han pedido más participación en la gestión de los Dólmenes. “Siempre que lo pedimos obtenemos el no o el desprecio de la Junta o de algún miembro del Partido Socialista de aquí de la ciudad o de la provincia. Nosotros lo que tenemos que valorar es el trabajo de la Junta en los Dólmenes de Antequera y evidentemente nuestra valoración es negativa. Nosotros creemos que los Dólmenes deben de estar gestionados en parte por la ciudad, y nos da igual que sea mediante un patronato o bien sea por un consejo asesor en condiciones u otra figura”. 

Si tuvieran esa responsabilidad, ¿qué es lo primero que harían?: “Nosotros lo que haríamos para empezar, es adaptar el organigrama que hay ahora mismo en el conjunto arqueológico a las necesidades actuales en cuanto a una revaloralización de esos puestos de trabajo y en cuanto a un mayor número de empleados con el objetivo de enseñar los Dólmenes de otra manera”. 

Eso internamente, ¿y de cara al visitante?: “Haríamos más actividades, talleres, buscaríamos la participación de la ciudad y evidentemente eso lo que haría que el número de visitas se siguiera incrementando, porque vamos a recordar que en este primer semestre el número de visitas a los dólmenes ha sido inferior al semestre del año pasado”. 

Más propuestas: “El control de acceso al Sitio de los Dólmenes, el cual ahora mismo no existe puesto que tú entras al conjunto arqueológico y te puedes ir para donde tú quieras. Pondríamos una página web que desde tu casa podrías planificar tu visita; aunque no se cobre, pero que tú vas a llegar a los Dólmenes, te van a recibir y vas el conjunto arqueológico en el tiempo que te digan. Y así evitamos un descontrol de visitas que tú entras y no sabes por dónde vas a empezar la visita y segundo podemos evitar esas largas colas que se han producido en el conjunto arqueológico”.

Estamos seguros que habrán pensado más mejoras: “Algo que siempre me he preguntado es cómo no quitan las rejas de los Dólmenes, puesto que esas rejas no lo pusieron los constructores, fue después para evitar que se deterioraran y con un buen sistema de vigilancia esas rejas no tienen sentido ninguno”. 

Hay una figura que la considera fundamental: “Traer al arqueólogo, puesto que no se concibe un conjunto arqueológico sin arqueólogo y que ese arqueólogo fuera el que dirigiera esos proyectos que se deben hacer”.

Sobre la vigilancia: “No es suficiente porque debería de ir acompañado de actuaciones de control de acceso en cada uno de los dólmenes, ya que nos encontramos que en cada dolmen sigue sin haber control, poniendo en peligro tanto la seguridad de los visitantes como la conservación de los Dólmenes. Las cámaras, no respetan el entorno y probablemente cuando venga la evaluación de ICOMOS en 2019 tengamos un problema”.

En cuanto al personal: “Siempre hemos mantenido que es insuficiente. Los puestos de trabajo (RPT) harían un total de 10 personas. Sin embargo, 5 de ellas no están designadas en la actualidad y los efectivos reales a fecha de hoy son de la mitad. De estas 5 personas, el arqueólogo no está trabajando en el Conjunto y lo hace desde 1993 en la delegación territorial de Cultura en Málaga, y la última vez que fui únicamente se encontraba trabajando un administrativo. Se han tirado muchos períodos, incluso sin administrativo y sin poder encargar trabajos, ello ha hecho que se hayan vivido situaciones impensables, como por ejemplo el no tener folletos explicativos en español e inglés... esas plazas deberían estar cubiertas en su totalidad e incrementadas”.

¿Y por qué existen estas diferencias?: “Evidentemente desde que no gobierna el mismo partido aquí en Antequera hemos sido perjudicados y luego el segundo motivo es por el complejo que hay desde la campaña Piedra sobre Piedra en el que ellos dieron por perdida la batalla política, por lo que sus expectativas son otras”. 

 

La visita de 2019 de la UNESCO

Estamos a un año en el que la UNESCO comprobará los compromisos: “Nosotros a principios de 2019 enviaremos a ICOMOS lo que hemos hecho y de todo lo que nos comprometimos a hacer como Ayuntamiento: el Plan Especial, el proyecto de vía verde y aunque no nos pertenecía la adquisición de la parcela del Romeral”. 

Entre pregunta y pregunta, la fotografía: “¡Mira cómo ha quedado la explanada adjunta al Tholos del Romeral para incluirla dentro del complejo y hacer una zona de aparcamiento digna, una zona de recreo y unos servicios! Hemos pedido reunión a la Junta para ofrecerle una permuta de este terreno por otro nos pueda interesar y llevamos meses esperando la respuesta”.

Ahí termina la entrevista con el teniente de alcalde quien espera que “en las siguientes elecciones autonómicas, la ciudad sea justa con la Junta y en las urnas se vea que una mano no se lava con la otra, se le piden reuniones de forma institucional y ni se nos contesta”.

Los Dólmenes, un tema complicado por la dejadez de tantos años, sus mejoras deseadas y una realidad mundial que precisa que el conjunto esté por encima de cualquier realidad política.

 

Más información, edición impresa sábado 1 de septiembre de 2018 (pinche aquí y conozca dónde puede adquirir el ejemplar) o suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).