En 1989 se retomó la procesión de la Virgen del Carmen en su barrio, que se perdió al menos en 1922, manteniendo el culto en su templo, con los vaivenes de las cofradías e imágenes, marcados por los años 30 y 40 entre la República y la Guerra Civil que llevó a adormecer muchas devociones que tuvieron que esperar a la época de finales de los 80, la última época dorada de las cofradías, donde se reorganizaron las que se perdieron y se promovieron actos solemnes.

Vaya nuestro homenaje en forma de reportaje, a los devotos del Carmen que luchan por mantener la devoción de su barrio, de sus padres y que lo van consiguiendo con gran respuesta y resultado. 


Escribiendo los 100 años de Historia de Antequera a través de las páginas del Periódico, nos encontramos que en 1919, se expone que “hacía nueve años que la bendita imagen no paseaba por aquellas calles que lugar de asiento fueron en la época de la Reconquista del cuartel general de las tropas cristianas”.

La procesión llamaba la atención de las “muchedumbres” que se “congregaran alrededor del templo meritísimo del Carmen, y que no dejaran libres ni balcones, ni citarillas, ni albarradas, para gozar y disfrutar de la mirada tierna, suavísima y cariñosa de la soberana de sus almas”.

El trono era portada por los congregantes de San Luis Gonzaga: José Santos de la Cámara, Francisco Astorga Arnau, Bernardo Bouderé Laude, José Rodríguez Torreblanca, Francisco Alés Gallego y José Puche Aragüez, dirigidos por José Espejo Jiménez. Se destacan dos momentos: el paso de la Virgen por el Convento de la Encarnación y el regreso a su templo. En 1921, la procesión transcurrió por “Plaza del Deán García Sarmiento, cuesta del mismo nombre, Encarnación, Plaza de Guerrero Muñoz por el lado del Cuartel de la Guardia Civil, bajará por la cárcel, Cuesta de Barbacanas, regresando por la misma plaza”.En este ejemplar, se expone que la Hermandad fue fundada en 1870 por los frailes carmelitas. Volviendo a la procesión, fue el 22 de julio a las 20 horas, contando con un piquete de la Guardia Civil como cabeza del cortejo, el estandarte de la Hermandad, hileras de devotos, el clero, el hermano prior Espejo Jiménez. Y tras la Virgen, el párroco y representaciones de los trinitarios y capuchinos.

Era camarera, Socorro Ramos, siendo llevada por los congregantes José Santos de la Cámara, Carlos Blázquez Lora, Rafael Reyes Ruano, Francisco Bellido, Francisco Pinto y José de la Linde Gómez. En 1922, se suman cohetes para anunciar la procesión. Acudió el vicario José Moyano y el segundo jefe de la Policía, señor Morilla. Ya en 1923 hay una renovación de la Directiva, manteniendo los cultos de celebraciones religiosas, pero sin mencionar más procesiones.


1989: Se recupera la procesión hasta hoy

En 1988 fue la Cofradía de la Soledad la que volvió a salir y en 1989 fue la imagen de la Virgen del Carmen. Fue la cofradía de Pasión con el empuje del párroco Manuel Córdoba y el Colegio de los Carmelitas quienes la recuperaron, procesionando en el trono de la Virgen de la Salud.

Antonio Moreno fue el hermano mayor del trono que pasó por las calles: El Carmen, Subida del Río, Niña de Antequera, Colegio, Arco de los Gigantes, Rastro, Cuesta del Viento, calle del Río y terminó a las 23 horas en su templo, siendo acompañada por la Banda Municipal de Música.En 1990 se suman niñas vestidas de gitana acompañando a la Virgen. Y en 1991 le ofrecieron los cultos en Santa María por las obras en su templo. El recorrido fue: Arco de los Gigantes, Rastro, Río, El Carmen, Niña de Antequera, Colegio y regreso a Santa María. Allí también estuvo en 1992 con misa presidida por los sacerdotes Manuel Márquez y José Planas.En 1993 regresó a su templo, aún con andamios, pero recibiendo culto en misa concelebrada por el párroco Miguel Ángel Pérez y el vicario Isidro Rubiales. Al año siguiente, tras un Triduo, la procesión el sábado 16, día en el que se presentó el Coro “Santa María la Mayor” que acompañó a la Virgen en su procesión y el trono (adornado por José Antonio Narbona) fue dirigido por Manuel Romero.

Miguel Clavijo dirigió a 28 hermanacos en 1995, contando como promotores de la procesión: Manuel Molina, Antonio Moreno, Antonio Narbona y Jaime Molina. En 1996, se celebró Triduo, pero no hubo procesión, que volvió en 1997, con 30 hermanacos, cambiando de recorrido y pasando por El Carmen, Cuesta de los Rojas, Barbanacas, Nájera, Zapateros, Río, El Carmen y regreso. En 1998 estrenó andas.

En 1999, la Virgen del Carmen fue dirigido por la primera mujer al frente de un trono en Antequera: Mercedes Cañete. Volvió a pasar por el Arco de los Gigantes tras las obras de los años anteriores.En el 2001, celebración por los 750 años del Escapulario de los Carmelitas. Juan Antonio Castillo Murillo dirigió el trono llevado por 32 hermanacos, cuya imagen era vestida por Alfonso Molina. Joaquín Ruiz la llevó en 2004. En 2006, salve rociera al llegar la Virgen de vuelta, con la voz de Julio Orellana y la guitarra de Luis Gómez.

Luto en 2008 por Alfonso Molina, quien vestía a la Virgen desde 1989, preparando a la imagen, Antonio García Arjona. En el 2009, empieza un cambio en los cultos, con una presentación de niños a la Virgen, pero las obras en el recorrido bloquearon la procesión. Hubo que esperar al 2011 para recuperar la procesión que llega hasta este 2018 con gran esplendor.