Las temperaturas suben y el buen tiempo, momentáneamente, hace acto de presencia en Antequera. En este sentido, entran en escena las terrazas, muy demandadas en verano por los ciudadanos para su disfrute.

 

En Antequera, las terrazas se han convertido en la gran atracción. Sitios céntricos como la Plaza San Francisco han ganado en ambiente con las terrazas de la zona. La otra gran protagonista es la Alameda, que se llena de gente en la estación veraniega.

La teniente de alcalde de Turismo y Comercio, Belén Jiménez, anima a los antequeranos a salir a la calle para disfrutar de las terrazas, aunque advierte que las autoridades y el Ayuntamiento controlan que se siga la normativa y no se exceda el número de mesas en la calle, con el fin de que se pueda encontrar el equilibrio entre terrazas y viandantes.

CIUDADANOS OPINAN

Raúl Cruces, Camarero de El Mercado: “Las terrazas están genial para el negocio, pero también tienen mucho trabajo. Además, el beneficio depende de la temporada y del tipo cliente, si es turista o de aquí. Los viernes, sobre todo, son espectaculares por la noche“.

Maica Baena, Camarera en Fox Boulevard: “En verano es cuando la gente sale verdaderamente a las terrazas. En invierno, nos limitamos a la parte techada. Para el empresario esto es muy beneficioso. Además, para la gente, ver que todo está lleno es una alegría y también atrae más turismo”.

María Jiménez: “Las terrazas crean muy bien ambiente, dan muy buena imagen a la ciudad y vienen bien para el bienestar del comercio local, pero a veces, como aspecto negativo, por ejemplo, las madres que van con los carritos de bebé no puedan pasar con comodidad”.

Nacho Romero: “En el ámbito turístico es positivo y crea buena imagen para los turistas que visitan nuestra ciudad. Para los comercios viene bien por los ingresos que generan. Quizá habría que mejorar el tema de la delimitación, alguna barrera que separe acera de terraza”.

José Melero: “Las terrazas tienen un impacto social bueno, pero habría que mejorar en accesibilidad, en relación a las personas que tienen dificultades de movilidad, mejorar el tránsito en definitiva. Además, creo que debería haber más zonas de ocio, al margen de las terrazas”.

Paula Arcas: “Me gustan mucho las terrazas. Creo que, además del ocio, generan mucho empleo y eso es positivo. El ambiente que se crea es muy bueno y el verano se hace más ameno. Si no tuviéramos terrazas, nos tendríamos que ir fuera, así que mejor dejarlo todo en casa”.