Vicente Moreno Baptista, más conocido por los antequeranos como el Capitán Moreno, nació en la calle Nueva de Antequera el 7 de enero de 1773. Ahí se empezó a forjar la leyenda de un militar que no se dejó intimidar por el Imperio Napoleónico. Hoy su estatua preside la entrada a la calle principal de nuestra ciudad, en la Plaza de San Luis. 
Fue un viernes 16 de noviembre de 2012 cuando el Capitán Moreno se retiró del Paseo Real, hasta el 14 de diciembre cuando se colocó en su ubicación actual, las opiniones contrarias a este cambio se hicieron sentir hasta que el Capitán se asentó en San Luis. 

Su última restauración aportó datos de la imagen: 850 kilos de peso, mide 2,73 metros y en su base hay dos inscripciones: “F Palma, Antequera 1910” y “Fundición J.L. de Soria, Barcelona”. Diez años se precisaron para terminarla. 

Nuestro periódico lo definió como ‘El Capitán de San Luis’ el 19 de diciembre de 2012. En agosto de cada año la Asociación “Teodoro Reding” homenajea al Capitán Moreno en nuestra ciudad. La última vez que se hizo en el Paseo Real fue en 2011. 

“Quién fue el antequerano Vicente Moreno Baptista, el Capitán Moreno”, así se titulaba el artículo que escribió Ángel Guerrero en mayo de 2012 donde explicaba la vida de este antequerano. 

El final de Vicente Moreno llegó con la traición del teniente coronel Bellangé, superado por el terror ante la invasión del ejército de Napoleón Bonaparte. La guerrilla de Moreno estaba consolidada en el Torcal de Antequera, pero fueron apresados. Le ofrecieron su libertad si juraba lealtad a José I, a lo que él contesto: “el honor de un patriota español no se vende”

Fue ejecutado el 10 de agosto de 1810 en Granada, gritando: “¡Españoles: aprended a morir por la patria!”. En Antequera siempre estará presente. Más información, edición impresa sábado 14 de abril de 2018 (pinche aquí y conozca dónde puede adquirir el ejemplar) o suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).