El Miércoles Santo de 1983 fue distinto, la Cofradía del Mayor Dolor dedicaba una preciosa placa de mármol en la calle Talavera, donde el insigne Andrés de Carvajal, hiciera ese prodigio de nuestra imaginería que es el Señor del Mayor Dolor en 1771.
Así comenzaba la crónica de nuestro periódico el 9 de abril de hace 35 años. Aquel día hubo intervenciones de Juan Luis Moreno Laude, hermano mayor de la Cofradía; de Juan Manuel Moreno García, Cronista del Mayor Dolor; del alcalde José María González Bermúdez y de Rafael Talavera, descendiente de Andrés de Carvajal. Cada uno ofreció corazón, sentimiento, poesía y agradecimiento al acto.
La misa de Hermandad, el traslado de la talla al Trono y el besapié anterior  fue calificada como “impresionante”.  Tras el almuerzo tuvo lugar el desfile, con multitud de antequeranos, con orden y un silencio profundo. 
La placa está situada en la casa donde Andrés de Carvajal y Campos compuso la venerable imagen del Santísimo Cristo del Mayor Dolor. Data del 30 de marzo de 1983. En la actualidad es una calle de poco tránsito, utilizada en ocasiones como manera de acortar camino hacia la conocida Plaza de San Sebastián,  desde la calle del Rey, pasando por el callejón del Gato. 
Andrés de Carvajal, “insigne imaginero de Antequera aunque no naciera aquí”, así lo definían mientras en el fondo, la primera procesión del Mayor Dolor llevándolo desde la calle Talavera a la iglesia de San Sebastián.
“Un acto más de esos que quizá no lleguen a valorarse en la forma que merecen. Era un acto de justicia con quien tanto hizo por Antequera y su tesoro artístico”, así acababa la crónica de Ángel Guerrero del miércoles santo del año 83. Treinta y cinco años después, hacemos honor a la persona que compuso una de las tallas más emblemáticas de nuestra ciudad. Más información, edición impresa sábado 10 de febrero de 2018 (pinche aquí y conozca dónde puede adquirir el ejemplar) o suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).