Se fundó en el 1928 y desde entonces no ha dejado de crecer. Hablamos del Instituto ‘Pedro Espinosa’, que nació como “instituto local de Segunda Enseñanza, para Bachillerato Elemental”. Ya en el 1934 fue elevado a la categoría de Instituto Nacional de Bachillerato y ahí es donde se le nombró ‘Pedro Espinosa’”, tal y como nos cuenta su director, Antonio Jesús Fernández, que desde el año 2010 capitanea una nave que cuenta con 1.500 alumnos, 92 profesores y 17 personas de personal administrativo.

Fernández continúa: “Después, en el año 1953, la ley del ministro Ruiz Jiménez, en el que había ya un Bachillerato Elemental y la Reválida. Y en 1970, que sale la ley de Villar Palasí, saliendo el BUP y COU. Ya en los 90, se instala la LOGSE y ya empezó la ESO y los Bachilleratos actuales”.
 
Una larga trayectoria de “casi 90 años sirviendo a Antequera y toda la Comarca, promocionando la Cultura y la Educación”. Ahora, la idea es “continuar en esa línea, creciendo, consolidando los estudios que tenemos y, a ser posible, consiguiendo nuevos”, explica el director.

Un instituto que crece a pasos agigantados
Si en el año 1996 se inauguró la primera ampliación del Instituto, en Callejón de Urbina, “en el año 2000 se creó la Escuela de Hostelería, con lo cual había un tercer edificio, que es El Henchidero y en el año 2008 se hace la tercera ampliación, que es ya el resto de Callejón de Urbina, en la esquina de calle Fresca. En el 2012 fue cuando construimos la pasarela”, realizada con recursos propios.
 
Actualmente, existen estudios de Diurno y de Adultos, por la noche: “Los Adultos se crearon en los años 60. En Diurno tenemos toda la ESO, los Bachilleratos de Ciencias, Humanidades y Sociales y el de Artes, siendo el único instituto de la Comarca que tiene el de Artes”, subraya el director. 
 
Detalla que tienen “los Ciclos Formativos; en Formación Profesional tenemos Ciclos de Grado Medio: informática, atención a personas en situación de dependencia, cocina y gastronomía, y servicios en restauración. En los Ciclos de Grado Superior, tenemos informática y este año como novedad, dirección de cocina, en El Henchidero”.  Además, Formación Profesional Básica de cocina y restauración. En Nocturno, “Educación Secundaria para Adultos, presencial y semipresencial y los Bachilleratos de Adultos”.
 
Premios, planes y programas del centro
La buena labor que realiza el centro ya le valió en el año 2014 la Medalla de Plata de la Jarra de Azucenas, además del Efebo a su grupo de voluntarios. En cuanto a sus planes, participan en Erasmus Plus, Programa Inicia, Cultura Emprendedora, ALDEA, Forma Joven, Vivir y Sentir el Patrimonio y Espacios de Paz.
 
 
 
‘Instituto Histórico Educativo de Andalucía’, el siguiente reto
Un trabajo que, además de los mencionados galardones, cuentan en su haber con otros muchos, como un premio nacional a su Biblioteca. La cosa no queda ahí, ya piensan en el futuro y este martes 12 de diciembre presentaron la solicitud “para una convocatoria para reconocer a nuestro instituto como Instituto Histórico Educativo de Andalucía. Los requisitos que piden los cumplimos todos. Creo que saldrá con bastante buena puntuación”, finaliza Antonio Jesús Fernández.
 
La idea, continuar con el trabajo bien hecho y celebrar también, en no muchos años, su Centenario. ¡Lo contaremos! Más información, edición impresa sábado 23 de diciembre de 2017 (pinche aquí y conozca dónde puede adquirir el ejemplar) o suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).