Uno de los embajadores mundiales de la industria del mantecado de Antequera desde 1888 es “La Antequerana”. Creada por Manuel Avilés Giraldes, ha sabido generación tras generación, no solo mantener la tradición familiar, sino potenciar, aumentar y mejorar, su proyecto de fabricar los dulces navideños por excelencia: el mantecado.

Hoy en día la empresa Grupo San Roque, regentada por Juan Paradas Palacios es la encargada desde 2012 de continuar con la labor tan esmerada de productos y especialidades, con un nombre reconocido por el prestigio, la calidad, la notoriedad y la trayectoria de 129 años aumentando cada año su producción y venta  e innovando en nuevos productos. 
 
No ha sido fácil el camino desde que Juan Paradas Palacios tomara las riendas de esta centenaria empresa, pero ahora se siente satisfecho y hace balance de ello: “El hecho de que La Antequerana forme parte del grupo San Roque Antequera significa aprovechar las sinergias que aportan el tamaño y saber hacer. Unimos tradiciones antequeranas para mejorar la experiencia de nuestros clientes buscando la calidad y el servicio como objetivo prioritario en todas nuestras operaciones”. 
 
En el caso de La Antequerana: “Además de reconvertir la fábrica antigua en la cafetería actual, reconocida como una de las mejores de la provincia, hemos ampliado su ámbito comercial llegando a toda España y realizando exportaciones, siendo Panamá uno de nuestros principales mercados en el exterior. Además, hemos llevado la imagen de La Antequerana y de Antequera a nuestras tiendas de Granada, Córdoba y Málaga. Todo esto sin olvidar potenciar y mejorar la fábrica del Parque Empresarial, que cuenta con la mejor tecnología y seguridad alimentaria”.
 
En cuanto a la producción de esta campaña de 2017: “La producción de La Antequerana está en torno a los 400.000 kilos, aunque no es algo sobre lo que estemos obsesionados, ya que no es la regla con la que nos medimos. Nos importa mucho más la satisfacción de nuestros clientes y que sigan comprando año tras año, e incluso generación tras generación”. 
 
La Antequerana cuenta con algunas novedades: “Este año ha sido nuestra línea de productos sin azúcar: mantecados de canela y ajonjolí, de limón, de coco, de cacao, bolero de avellana y los elaborados con aceite de oliva virgen extra y almendras. Hemos estado trabajando en esta gama más de un año, probando diferentes combinaciones. Los tenemos disponibles a granel y en tres formatos: canasta surtida, en la lata Dolmen y Homenaje que tanto éxito tienen”.
 
Sobre los lugares de distribución: “Principalmente en Madrid y Cataluña, además de las exportaciones por Europa y Panamá. A particulares llegamos a todo el mundo: Australia, Japón... Disponemos de una tienda “online” donde los clientes eligen los productos”.
 
La materia prima de La Antequerana
Uno de los baluartes de La Antequerana es su materia prima: “Forma parte de nuestra cultura como empresa el adquirir las mejores materias primas. Salvo en la manteca de cerdo ibérico de Guijuelo, el resto de materias primas pasa por un proceso de transformación que hacemos en nuestro obrador. Contamos con la mejor canela en rama; una harina fantástica y los frutos secos de gran calidad y gran calibre como las avellanas, almendras, pistachos, piñones y nueces”.

Perspectivas de futuro y proyectos para el 2018
En cuanto a su futuro inmediato: “Nuestra idea es consolidar el proyecto iniciado en el 2012 con la adquisición de La Antequerana, sin perder de vista la innovación en productos y surtidos buscando la satisfacción de nuestros clientes”.
 
La Antequerana ya cuenta con algunos proyectos para el 2018: “Va a ser importante, ya que celebraremos el 130 aniversario de fundación de La Antequerana. 130 años de actividad continua que queremos reflejar en un envase especial, para celebrar este cumpleaños tan especial con todos”.