El centro histórico de la ciudad está inmerso en una reforma que afecta a la Plaza de San Sebastián y a Infante don Fernando y que abre nuevamente el debate a la posible peatonalización del casco histórico de Antequera y sus posibles consecuencias para los peatones y, sobre todo, para el tráfico. 

Por un lado, están las personas partidarias de que dicha peatonalización sea una realidad. Los argumentos a favor de este hecho son variados. Una posible mejoría de comercios y restaurantes, una mayor atracción del turismo exterior y una reducción de la contaminación, lo que aumentaría la calidad del aire.

Por otro lado, hay quienes prefieren que las calles del centro de Antequera sigan siendo como hasta ahora, es decir, con circulación de vehículos. Y quienes piensan que lo mejor sería un término medio.

 
Sergio Domínguez: “Se acogería más gente y habría más espacio para todos”
“Sería una buena opción la peatonalización porque Antequera es llana, accesible y podría atraer más gente a los comercios. Creo que se acogería a más gente, se podrían montar más terrazas y no estar tan agobiados como en calle Alameda. Habría más espacio”.

María Jesús Postigo: “Llegar al centro sería más difícil para los trabajadores”
“Las calles no deberían ser peatonales porque tendríamos que venir andando desde casa”. María Jesús afirma que la peatonalización sería perjudicial tanto para la gente que vive en el centro como trabajadores debido a la escasez de aparcamiento.
 
Macarena Ramírez: “Sin peatonalizar, se llegaría a comercios” 
“Estoy a favor de que no sean peatonales porque eso ayudaría a que el tráfico fuera más fluido”, nos explica Macarena. “Más gente entraría en los comercios y poder circular con vehículos atraería a más personas de otros lugares”.

Jose Luis Narbona: “Peatonales no porque no circularía el tráfico”
“Mi opinión es que fueran semipeatonales porque hay gente que necesita el coche para ir a todos sitios”. José Luis afirma que cortar el tráfico perjudicaría a pequeños comercios que necesitan una zona para carga y descarga de mercancías.
 
Daniel Arcas: “Ser peatonales aumentaría el negocio y el turismo”
“Si el centro de Antequera fuera peatonal completamente, la zona tendría más vida de la que tiene ahora”. “No ser peatonal significaría más contaminación, menos aparcamiento y menos espacio para zonas de carga y descarga de los supermercados”.

Mariló Rodríguez: “Calles peatonales reducirían la contaminación”
“Que el centro fuera peatonal provocaría un gran descenso de la contaminación”. Mariló cree que con una menor contaminación, la respiración sería mejor y que la conservación de personas y monumentos sería mejor y más fácil.