El entusiasmo y el amor a la Música ha hecho que  miembros del Conjunto Coral de San Sebastián haya cruzado el charco para vivir una de las experiencias más inolvidable de sus vidas al viajar a Nueva York para participar de un histórico concierto en el Lincoln Center interpretando el Tango Credo del compositor Martín Palmeri. 

Los 19 antequeranos aprovecharon el viaje para visitar algunos de los lugares más significativos de la ciudad, inmortalizando todos y cada uno de los momentos que quedarán en su memoria para siempre. Hablamos con algunos de ellos para conocer sus vivencias en este inolvidable sueño que por fin se ha hecho realidad.  

Para todos los miembros del Conjunto Coral de San Sebastián que han podido desplazarse hasta la gran ciudad americana de Nueva York ha sido toda una experiencia que no podrán olvidar. En estas páginas recogemos los testimonios de algunos de estos protagonistas.

 

Para el presidente del Conjunto Coral de San Sebastián, José Antonio Díaz: “Después de casi 11 meses de preparativos y ensayos, hemos recibido la recompensa: cantar en ‘Lincoln Center’ de Nueva York. Participar en el estreno mundial de una obra en un escenario como el ‘Lincoln Center’ junto a se autor, con un director de reconocido prestigio internacional, junto a compañeros y amigos es una sensación indescriptible. Nos mirábamos y no nos lo creíamos.Más de 200 coralistas de diferentes nacionalidades y lenguas todos perfectamente coordinados gracias a un lenguaje universal: “la música”.

Para el componente del Conjunto Coral San Sebastián, Manuel Romero la experiencia ha cumplido de sobra sus expectativas: “Esta ciudad de Nueva York tiene una escala que a mí me sobrepasa. Todo es magno, gigantesco, pero es que la propia puesta en escena, incluso los ensayos... estaba todo diseñado para ser a lo grande con un número muy importante de personas, más de 210 coralistas sin contar la orquesta. No menos magnífica ha sido la dirección y la calidad humana del director Saul Zacks y por supuesto del compositor  Martín Palmeri que nos ha estado acompañando en todo momento… Ha sido una experiencia maravillosa que va a ser muy difícil que se vuelva a repetir”. 

Experiencias y emociones                         

19 han sido las personas del Conjunto Coral de San Sebastián que se desplazaron hasta Nueva York a vivir una de las experiencias más importantes de sus vidas. Uno de ellos fue el antequerano Francisco Díaz Argüelles quien explica: “Para nosotros ha sido una experiencia inolvidable e inimaginable. No somos profesionales y nunca hubiéramos imaginado el poder participar en un proyecto como éste. Ha sido una obra que al principio nos ha costado preparar, pero que al final ha merecido la pena el esfuerzo realizado. La experiencia de cantar con miembros de otras corales ha sido muy enriquecedora”.

Sobre la unión de las voces encima de ese gran escenario Francisco nos dice: “La conjunción de las voces no ha sido difícil ya que todos llevábamos preparada la obra y la relación personal con los miembros de las otras corales ha sido muy fluida. Ha sido una suerte poder participar en esta experiencia. Un argentino dijo: ‘En mi mente no hay espacio para tanta felicidad’. Ese puede ser el resumen de esta experiencia”.

Por su parte, el coralista Manuel Vergara se siente muy agradecido con este sueño vivido: “La música coral es un placer compartido; más, cuanto más grande es el coro y más bella la obra. Aún más, diría yo, si, como en este caso, es un canto de alabanza. Gracias a su autor, Martín Palmeri, que nos seleccionó para su estreno mundial; al director Saul Zaks. Y, gracias a cuantos lo han hecho posible: la dirección de Esther Sanzo, el esfuerzo desinteresado de los que llevaron meses organizando el acto y que, en todo momento, han estado pendientes de los demás. Muchas gracias a los compañeros de Lucena, ya en adelante amigos, que se han desvivido porque todo saliera bien. Muy agradecidos a Diputación y al Ayuntamiento de Antequera, cuyo nombre hemos tenido el honor de representar”. 

La valoración de la directora Esther Sanzo

La responsable del Conjunto Coral San Sebastián se muestra muy orgullosa de todo lo vivido: “Para los miembros de la Coral como para mí el hecho de actuar en el mítico ‘Lincoln Center’ es un orgullo y un sueño hecho realidad para cualquier profesional. Es un sueño que piensas que nunca va a llegar a conseguirlo y hemos estado ahí con los diez mejores coro del mundo. Estamos muy orgullosos de haber representado a España”. “Se nos han abierto muchos caminos y proyectos a raíz de este concierto. El director Saúl Zacks me ha invitado para trabajar con la Filarmónica de Viena y en Cuba e Italia tengo otros  proyectos”, finaliza Sanzo.