Juan Antonio Torres Jiménez "Er Juani" nació en Málaga el 1 de julio de 1967, está casado con Loli Ruiz Rico y tiene dos hijos de 22 y 20 años. Vive en Almayate y trabaja en “Correos Express”, lo que antes fue “Esabe Express” que se encargaba de la valija interna de las entidades financieras. 
Empezó a trabajar en 1988, tras estar en el sector de la  construcción. Es autónomo de Correos, siempre ha trabajado para la zona de Antequera, le ofrecen otros destinos más cercanos, “pero yo le he cogido tanto cariño que me prefiero quedar en Antequera”. 
   
Sus hermanos también trabajan en su empresa, uno tiene la ruta de Torre del Mar y otro en  Vélez-Málaga. Su despertador marca las 5,15 horas para empezar al día desde Almayate, dirigiéndose a Málaga para recoger los más de 150 paquetes diarios que distribuye en Antequera desde las 9 de la mañana. 
 
Una entrega en mano y “si no está en casa, llamas por teléfono, quedas con la persona, y como todo el mundo me conoce, me dicen ‘Juani, déjamelo aquí, déjamelo allí y vamos jugando con los negocios de enfrente y demás”.
 
 
  
 
Le conocen como “Er Juani”, el mensajero que te hace sonreír por su forma de ser: “Llevo tantos años en la calle y veo lo que hay, un desengaño de vida... esto es luchar, luchar y luchar y veo lo mal repartida que está la vida y la vida es un rollo porque sabes que te vas a ir para arriba, más tarde o temprano, por lo que lo mejor es que te lleves una sonrisa”.
 
Desde 1988, ¿cómo ha cambiado Antequera?: “Muchísimo, un 3.000 por 1.000. Antes era un pueblo cerradito, y ahora es abierto. Esto del Patrimonio va generando mucho turismo, aquí hay un gran futuro”.
 
¿Cómo lleva aparcar y repartir?: “Pues con mucho humor, para que no te cabrees, e intentar buscar la solución con la gente del pueblo... ‘Un segundo por favor...”. Recibir el Efebo: “¡Es lo más grande, gracias Manolo, gracias Antequera! Intento ser amable con la gente, he llegado a la conclusión que si eres amable y cariñoso, la gente te devuelve lo que tú inviertes en ellos”.
 
Así es “Er Juani”, el mensajero sonriente que lo mismo un día va de Papá Noël, que dicen que se ha muerto o que se pone la careta carnavalera. Desde el 28, pondrá un Efebo en su furgoneta.
 
  
 
Más información, edición impresa sábado 11 de febrero de 2017 (pinche aquí y conozca dónde puede adquirir el ejemplar) o suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).