El fin de una vida puede salvar otra que precisa de un órgano para seguir adelante. Cinco minutos donando sangre, pueden ser fundamentales para personas que la necesitan para seguir luchando en su día a día. Donar, compartir, ayudar a quien necesite, una esperanza de vida, que se está poniendo de moda en Antequera.
Por una parte, a principios de este mes, el Hospital de Antequera informó de las seis donaciones del pasado año que permitieron el trasplante de ocho riñones, cuatro hígados, un corazón, ocho córneas y varias decenas de implantes de tejido óseo. 
 
Y ahora, la Cofradía del Rescate y la Comunidad de Trinitarios, promueven una donación de sangre para la tarde del viernes 3 de marzo, el día en el que el templo trinitario será un hervidero de personas ante el Señor.
 
 
 
 
 
Visitar, rezar, limosna, besar y dar sangre
A las 8 de la mañana se abrirán las puertas de La Trinidad el próximo día 3, como cada primer viernes de marzo. Empezará el peregrinar de gente que acude a la tradición de rezar al Moreno de la Cruz Blanca.
 
Desde mediodía, se formarán largas colas a verse no solo en la plazuela del templo, sino que llegarán hasta lo más alto de la calle Porterías. Este año, “hemos decidido entre la comunidad trinitaria y nuestra cofradía, promover una campaña de donación de sangre, para que libremente los devotos que acudan de 17 a 21 horas, puedan dar algo más en su visita al Señor”, destaca el hermano mayor de la Cofradía, Francisco Peláez.
 
“No lo hemos dudado tras proponerlo la Cofradía, los cristianos tenemos que vivir con amor, y qué mejor manera que hacerlo este año, que pudiendo entregar nuestra sangre a quien lo necesite”, apunta el trinitario padre Gregorio Castaño.
 
Ambas instituciones han promovido esta iniciativa con el Centro Regional de Transfusión de Sangre de Málaga, lo que les ayudará a sus campañas de recogida en el autobús que visita periódicamente la calle Infante don Fernando. 
 
 
 
   
 
La importancia de donar órganos para salvar vida
A principio de mes, el Hospital Comarcal de Antequera anunció con optimismo y agradecimiento el incremento de donaciones de órganos, que en los últimos meses se han visto ampliados gracias al nuevo método de asistolia, cuando se preparan para extraer antes de fallecer la persona en el momento que ya la medicina no puede hacer nada por ellos.
 
Bárbara Torres, nueva directora del Hospital y Mehdi Zhaeri, coordinador de trasplantes, destacan la importancia se donar vida por medio de los órganos de personas que están a punto de fallecer o lo acaban de realizar. 
 
Hasta 2016, Antequera tenía una media muy baja de donaciones: “Desde el 2003, hemos tenido 32 donantes, con 65 órganos trasplantados, con una media por año de 2,5 donantes, 5 órganos”. Se pudieron ofrecer 43 riñones, 20 hígados, 1 páncreas, 1 corazón , 9 tejidos de huesos y 7 córneas. Cifra aumentada desde finales de 2016, pero que precisa mejorar para llegar a la media española.
 
Un donante “puede ser cualquier persona que haya expresado en su vida la decisión de donar sus órganos para ayudar a salvar vidas. Es un gesto altruista, creo que el mayor acto de bondad de los seres humanos, dar algo tuyo o de un querido tuyo en una situación crítica a otra persona”.
 
Hay tres tipos de posibles donantes. “Uno es el de la donación de tejidos, estos son enfermos que fallecen normalmente en Urgencias, que con antelación el equipo sanitario sabe la intención de que puede ser donante”.
 
Otro tipo es el de “donación en muerte encefálica, que son enfermos, la mayoría con patología neurológica crítica, que están en coma, ingresan en la UCI y hacemos un soporte de mantenimiento de estos enfermos y pasan a situación de muerte encefálica, entonces se mantienen durante unas horas hasta que se aclara la situación de aceptación de donación”. 
 
Son donantes multiorgánicos y tejidos. “Pueden donar riñones, hígado, corazón, pulmón, páncreas, tejidos… todo. Porque estamos optimizando durante esa fase de la UCI que lata el corazón y que pase la sangre por los órganos hasta el momento de su extracción”.
 
El tercer tipo es donación en asistolia, en parada cardiocirculatoria, que es la nueva que se suma al Hospital que ha tenido dos casos entre finales de 2016 y principios de 2017. 
 
Programas que informen de la necesidad de donar órganos
A parte de trabajar y desarrollar los programas “vamos a poner en marcha más campañas, lógicamente tiene unos criterios de inclusión muy estrictos”. El Hospital de Antequera quiere mejorar las buenas cifras de los últimos meses, pero depende de las personas. Coincide con unos momentos muy dolorosos para las familias ante la pérdida de un ser querido.
 
Según los últimos instantes de vida, cuando es el cerebro el que falla, el resto de órganos pueden estar en condiciones para ser la esperanza de esa persona que espera un corazón, un hígado, un páncreas, un riñón...
 
Dos formas de dar vida: donar órganos y sangre, a las que Antequera quiere sumarse de una mayor y mejor manera para la esperanza de quien lo necesita. Más información, edición impresa sábado 18 de febrero de 2017 (pinche aquí y conozca dónde puede adquirir el ejemplar) o suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).