“Imagine all the people, living life in peace...” dice una de las partes de la famosa canción de John Lennon, que se traduce como “imaginen todo el mundo viviendo en paz”. Pues ése, es el objetivo del Proyecto Erasmus+ en el que está embarcado el IES Pedro Espinosa y que finalizará el próximo año.
 
Su programa lo han titulado “Imagine” como esa famosa canción, porque buscan a través del intercambio de sus alumnos junto a los de los países de Francia, Suecia, Italia, Rumanía y Croacia, cambiar el mundo, tener una sociedad más igualitaria, tolerante y respetuosa, no solo en el aspecto entre hombres y mujeres, sino también en religión, etnia y cultura. 

Los Proyectos Erasmus+ de la Unión Europea abarcan gran cantidad de ramas dentro de la Educación, participando el IES Pedro Espinosa en un proyecto que implica a cinco institutos europeos más.
 
El programa con duración de dos años, les llevará además a Palermo en el mes de mayo y a Dijon en Francia, además de Antequera, donde serán recibidos los alumnos participantes ya en el año 2018.
 
Pero éste no es no es un programa de intercambio más como se suelen hacer, Alberto Herrera profesor de Inglés del Centro y coordinador del proyecto asegura que “este proyecto sale directamente de la Unión Europea, donde el objetivo final es crear más Europa mediante la eliminación de prejuicios, barreras, estereotipos. La diferencia es que se trabaja con muchos centros, cuando en un intercambio normal educativo, siempre es entre un instituto A y uno B; aquí estamos seis centros implicados bajo el paraguas de la subvención de la Unión Europea”.

Proyecto realizado en módulos por los alumnos
En cada uno de los intercambios se trabajan determinados temas de su país, que posteriormente exponen a los compañeros de las otras regiones, para ello, en los centros como el de Antequera, han realizado una selección de los alumnos, siendo cuatro los que en esta ocasión han viajado hasta Boden en Suecia.
 
Para la selección, previamente los alumnos realizaron un vídeo en inglés presentándose, mostrando su carácter, que para este trabajo debe ser abierto: “Ha sido muy difícil hacer la selección, había bastante alumnos que nos podíamos haber llevado” asegura la profesora de Inglés Ángela Ruiz, también implicada en el proyecto.
 
“Necesitamos alumnos que estén motivados para trabajar y que sean capaces de trabajar en grupo y sean conscientes de que son europeos, no solo españoles, ya que tienen que trabajar con muchas nacionalidades”, afirma.
 
En Suecia los alumnos expusieron en inglés los trabajos realizados previamente, siendo el tema central la igualdad entre el hombre y la mujer. En esta exposición, el centro sueco invitó a alumnos refugiados por lo que el debate posterior fue muy importante, al conocer la realidad que ellos viven en sus países y la que Europa defiende y persigue.
 
 
 

La experiencia de los alumnos
María Beltrán, Andrea Solórzano, Álvaro Carrillo y Esperanza Bravo vivieron este proyecto en persona del 28 de enero al 5 de febrero, contándonos su convivencia con las familias y alumnos del instituto sueco más del resto de países que participaron.
 
“La experiencia ha sido fantástica, los cuatro la vamos a recordar hasta el fin de los tiempos. Trabajar allí ha sido genial porque el sistema educativo es diferente”, afirma Andrea.
 
En cuanto a sus exposiciones, Álvaro señala que fe “mejor de lo que pensábamos”. En este sentido en el tema tratado, María destaca que “algunos países como España tienen las Leyes muy bien redactadas, pero luego a la práctica después no se lleva”. 
 
Y Esperanza afirma que la conclusión a la que llegan tras trabajar todos juntos es “educar desde que los niños son pequeños para que se vayan dando cuenta de que un delito que parece muy básico, como es por ejemplo, decirle algo a una chica por la calle, es muy serio y tiene que saberse que lo están haciendo mal”. Una Europa mejor es posible, las semillas para ello, se están sembrando. Más información, edición impresa sábado 25 de febrero de 2017 (pinche aquí y conozca dónde puede adquirir el ejemplar) o suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).