El ilustre artista antequerano, José María Fernández Rodríguez, siempre tuvo una gran pasión, y no fue otra que su ciudad, a la que le entregó mucho más que años de dedicación y trabajo, su vida y obras para siempre; y eso se respira en cada uno de los rincones de la exposición que se inauguraba este jueves 11 de abril en el Museo de la Ciudad de Antequera.
Con satisfacción grande registramos la continuada visita de autoridades provinciales, regionales y nacionales a nuestra ciudad. Vienen invitados por el alcalde y el Ayuntamiento o por diputados o parlamentarios a mucho más que aquel castizo “por atún y a ver al duque” que se decía en tiempos cortesanos. Vienen en muchos casos para conocer a fondo Antequera, pero también a enterarse de los problemas que nuestra ciudad, y su comarca, registran y necesitan la solución que está en manos de esos visitantes o de los Gobiernos de los que forman parte.