El sacerdote padre José Amalio González concluye 10 años en su primer destino diocesano, siendo considerado como “el cura de los jóvenes”. A pesar de su juventud, siempre ha tenido grandes responsabilidades: dos parroquias y el Arciprestazgo de Antequera en su última etapa. Destaca la labor de las comunidades parroquiales: “Son rostros, gente, que me han acogido muy bien y nos hemos dado amor unos a otros. San Pedro y Santiago son dos comunidades cristianas que buscan al Señor y nos hemos ayudado muchísimo”. 

Antequera ha vivido su Real Feria, con acciones positivas, negativas y por mejorar. Para el alcalde Manuel Barón, unas fiestas “sin precedentes”; para la oposición, muchas cosas por mejorar. Por su parte, contentos los caseteros de la Feria del Centro y no tanto, los del Recinto Ferial.