La Hermandad del Cristo de la Salud y de las Aguas, Patrón de Antequera, decidió que el trono procesional de su Cristo recobrase su composición original en su  salida procesional con la ráfaga primitiva que poseyó durante numerosos años. Dicha pieza ha sido confiada al Platero de la localidad José Cantos. Desde la Cofradía consideran que la mejor época para que el Señor vuelva a lucir por las calles de Antequera los rayos que lo rodeaban en sus inicios procesionales es este año coincidiendo con su 350 aniversario. En esta iniciativa han colaborado numerosos devotos y fieles del Patrón para el disfrute de toda la localidad.

Los libros sacramentales constituyen en la Edad Moderna una fuente de información inestimable para la demografía histórica al anotar los bautismos, matrimonios y defunciones acontecidos entre los habitantes de una parroquia. No obstante, esta documentación eclesiástica sorprende a veces al investigador cuando el cura excede su mera tarea de «notario» e incluye datos vinculados a la realidad más inmediata vivida por los feligreses y, por extensión, de la población inscrita entre sus hojas. Los libros sacramentales constituyen en la Edad Moderna una fuente de información inestimable para la demografía histórica al anotar los bautismos, matrimonios y defunciones acontecidos entre los habitantes de una parroquia.