Apenas se ha escrito sobre el origen y la conformación del amplio espacio urbano que conocemos como Cruz Blanca. Su nombre, como en tantas otras ciudades, procede de la existencia de una Cruz Humilladero de piedra caliza –de color blanco o crema–, que se ubicaría en el lugar donde hoy se levanta la capilla-tribuna de la Virgen del Socorro. Esta cruz de piedra debió de desaparecer hace muchísimos años y de ella no tenemos referencias concretas hasta el momento. Es más, en algunos documentos antiguos cuando se habla de todo este ámbito urbano se delimita diciendo que iba desde la Puerta de Lucena, a la altura de la trasera del convento de la Trinidad, hasta la Plazuela de la Cruz Blanca; por tanto, la cruz debió estar situada en el punto más alto, donde arrancaban las calles Santa Clara y Lucena. Pero como decimos, de ello no se conserva documento alguno, ni gráfico ni escrito.

Este lunes 8 de marzo se celebra el Día Internacional de la Mujer. En esta ocasión, desde nuestro periódico queremos hacernos eco de lo que sucedía por entonces hace 100 años, en 1921. Nuestras páginas recogían en el mes de junio la repercusión de la primera manifestación sufragista que ocurrió en Madrid el 31 de mayo de dicho año. El movimiento femenino se ponía en alza por entonces buscando el voto de la mujer, algo que se conseguiría años más tarde, en 1931. Pero hasta entonces, nuestras páginas fueron reflejando el devenir del tiempo de estas mujeres que salieron por primera vez a la calle a pedir lo que era de ley y que tanto costó lograr.