El Obispado de Málaga ha hecho públicos nuevos nombramientos diocesanos, entre los que se encuentran que el sacerdote antequerano, Juan Manuel Ortiz Palomo, ha sido designado como vicario episcopal para la Acción Caritativa y Social, según comunica la propia Diócesis.

Así, llevará dos parcelas de las que él siempre ha mostrado interés, incluso de joven cuando participaba como seglar en la Parroquia de San Sebastián. Además de él, el obispo de Málaga ha nombrado a Francisco Javier Guerrero García, vicario episcopal para la Evangelización; Francisco Javier Guerrero García, para la Evangelización.

Manuel Ángel Santiago Gutiérrez, para el Laicado; Salvador Javier Guerrero Cuevas, delegado episcopal de Hermandades y Cofradías; y José Ignacio Bermúdez Fernández, delegado episcopal de Pastoral de la Salud.
 
Ortiz Palomo, también cambia de destino, pasando a ser párroco de San Fernando en Málaga. Se trata de uno de los nombramientos diocesanos más importantes en los últimos tiempos a un sacerdote diocesano antequeranos, tras el que tuviera Lorenzo Orellana Hurtado como vicario episcopal de Melilla o de Manuel Díez de los Ríos como vicario general, entre los años 70 y 80 del pasado siglo.

Más información, próximas ediciones www.elsoldeantequera.com y de papel, el sábado 8 de agosto de 2020 (pinche aquí y conozca dónde puede adquirir el ejemplar) o suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).