La parroquia de San Juan Bautista, junto a la Hermandad del Cristo de la Salud y de las Aguas, han realizado este domingo 30 de junio la procesión del “Corpus Chico”, donde el Santísimo Sacramento ha procesionado bajo palio tras la Eucaristía presidida por su párroco Tomás Pérez Juncosa.

A las 12 horas se celebró la Santa Misa donde en su homilía, el párroco de San Juan, habló del significado del Corpus y de que los católicos no pueden vivir sin la eucaristía como símbolo de la presencia de Cristo resucitado en medio de todos en forma de pan y vino, y que por otro lado es el fundamento de la fe de todos los cristianos. “Podemos prescindir de muchas cosas, pero nunca debemos prescindir de la celebración de la eucaristía”, profundizó el sacerdote Pérez Juncosa.    

A continuación, comenzó el “Corpus Chico” con paso por las naves del templo, salida por el lateral del mismo y llegando la plaza de la iglesia, donde se impartió la bendición. 

La procesión contó con el altar propio de la Hermandad del Señor de la Salud y de las Aguas en la plaza. Una festividad que vive San Juan en una tradición cristiana que se recuperó en el 2015 en el barrio del Señor y Patrón de Antequera. 

Más información, edición impresa sábado 6 de julio de 2019 (pinche aquí y conozca dónde puede adquirir el ejemplar) o suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).