La Parroquia de San Pedro acogió en la tarde del viernes 7 de diciembre la Vigilia de la Inmaculada, cuyo lema de este año fue “María, estrella y camino para una nueva Juventud” y que estuvo oficiada por el padre Francisco Baquero y concelebrada por el padre Juan Pablo Jiménez.
Los jóvenes de Antequera han tenido su destacado papel, este año con la Cofradía del Consuelo donde se reunieron en la figura de María Inmaculada para meditar junto a María la alianza que hizo con Dios para mostarse a todos como ejemplo de esa misma alianza. El templo permaneció con poca luz, alumbrando la imagen de la Inmaculada Concepción que presidió la celebración. 
 
Tras la procesión, monición de entrada de ambientación, que dio lugar a la lectura del Evangelio, a cuyo término se expuso el Santísimo para su Adoración en silencio. Por último, se compartieron testimonios de fe de los presentes, terminando la vigilia con palabras del padre Francisco Baquero que profundizó en la Fiesta. Antequera celebró esta vigilia en el día previo a la festividad de la Inmaculada Concepción, el 8 de diciembre, una jornada que también es fiesta nacional en nuestro país. Más información, edición impresa sábado 15 de diciembre de 2018 (pinche aquí y conozca dónde puede adquirir el ejemplar) o suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).