Queridos lectores: Nos encontramos en este segundo domingo de Cuaresma, la trasfiguración del Señor. En este pasaje evangélico Jesús nos quiere mostrar un anticipo de su cuerpo glorioso después de su pasión y muerte. Él busca a tres testigos: Pedro, Santiago y Juan. Serán ellos los que recordarán este hecho después de que los apóstoles huyan y se escondan por miedo a los judíos en la muerte del Señor.
Mateo nos dice que subieron a un monte alto; bien sabemos que es el monte Tabor. La montaña o monte alto, en este caso, simboliza a Dios mismo, en su grandeza y majestad, el cual será el Padre mismo quien desde la nube se manifieste y proclame: “Éste es mi Hijo amado, en quien me complazco. Escuchadlo”. 
 
Los tres apóstoles se “postraron rostro a tierra, sobrecogidos por el miedo”. Dios Padre ha hablado una vez más después que lo hiciera en el bautismo de Jesús por Juan el bautista.  El Padre quiere manifestar que su Hijo es el camino para llegar a Él, Jesús es el camino, la verdad y la vida; en él encontraremos el mismo amor del Padre para todos sus hijos. Jesús a la vez quiere con este hecho reconfortar a los apóstoles cuando la fe dude y la esperanza mengue. 
 
Los tres apóstoles, aún encontrándose entre Elías, Moisés y su Señor escuchan la voz del Padre que les atemorizó,  ¿por qué? Se habían olvidado de la misión a la cual Jesús les pidió: No solo ser discípulos suyo, sino seguir las huellas de Cristo después de su resurrección, multiplicar a los hijos de Dios por el bautismo, implantar los fundamentos de la fe y la Iglesia...
 
Todo era bonito en el monte junto a su Jesús, Moisés y Elías, pero el camino de la vida es duro, corto y bonito. Se les olvidó que para llegar a la gloria y a esa “luz blanca” que brilla como el sol, hay que pasar por Jerusalén, es decir, por la cruz de cada día, por el amargor de su peso y sus astillas.
 
Pongámonos en camino hermanos, no nos deleitemos en los laureles y en el “qué bien se está aquí”: Los placeres, las comodidades, el dinero, la desidia, la pereza, la vanagloria... Dios Padre en su Hijo Jesús nos pide pasar por la cruz de cada día, siendo verdaderos apóstoles con la esperanza de llegar a una transfiguración como la de Jesús en la gloria de la resurrección.
 
Hermano capuchino Raúl Sánchez 
 
 Calendario Cofrade que resta hasta Semana Santa en Antequera 
· Pregón del Lunes Santo: Sábado 11 de marzo, 19 horas, San Francisco. Por Francisco Morales Jiménez.
· Presentación Paño Verónica: Domingo 12 de marzo, 12,30 horas, por Daniel Herrera Checa, obra de Santiago Mejías.
· Septenario Consuelo: Del domingo 12 al sábado 18 de marzo, 20,30 horas, San Pedro.
· Cartel Consuelo: Tras misa 18 de marzo, Antonio Calderón desvela obra de Rafael Gallardo Montiel.
· Disco de Los Estudiantes: Domingo 19 de marzo a las 12 horas en el Teatro Torcal.
· Triduo de ‘Abajo’: Del jueves 23 al sábado 25 de marzo, 20,30 horas en su Basílica.
· Triduo de La Soledad: Del miércoles 29 al viernes 31 de marzo, a las 20,30 horas en El Carmen.
· Libro de la Semana Santa: El Sol de Antequera.
· Pregón Semana Santa: Sábado 1 de abril, 19 horas. Santa María.
· Triduo del Mayor Dolor: Del lunes 3 al miércoles 5 de abril. 20 horas en San Sebastián.
· Triduo de los Dolores: Del miércoles 5 al viernes 7 de abril, 20,30 horas en Belén.
· Entronización del Rescate: Sábado 8 de abril. Iglesia de la Trinidad.
· Domingo de Ramos: Domingo 9 de abril. Celebración religiosa con la procesión de palmas e inicio de los desfiles procesionales con la Cofradía de la Pollinica.
· Lunes Santo: Lunes 10 de abril. Los Estudiantes.
· Martes Santo: Martes 11 de abril. El Rescate.
· Miércoles Santo: Miércoles 12 de abril. El Mayor Dolor.
· Jueves Santo: Jueves 13 de abril. Inicio Triduo Pascual. Consuelo y Dolores.
· Viernes Santo: Viernes 14 de abril. Paz, Socorro y Soledad.
· Vigilia Pascual: Sábado 15.
· Domingo de Resurrección: Domingo Resurrección 16 de abril. 
 
Más información, edición impresa sábado 11 de marzo de 2017 (pinche aquí y conozca dónde puede adquirir el ejemplar) o suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).