ACáritas Diocesana de Málaga celebra sus 50 años desde su Fundación, por lo que se han organizado distintas actividades para conmemorar dicha fecha.

Nunca se me olvidará la mezcla de emoción y nerviosismo que, cuando era niño, me producía la llegada de los Magos cada año la noche del cinco de enero. Seguro que este recuerdo, que se hace más vivo la noche de la cabalgata, es parte del niño que siempre llevamos dentro. A los Magos va unida la estrella brillante que los guió hasta donde había nacido el niño-Dios. La Sagrada Escritura nos dice que se llenaron de inmensa alegría al ver la estrella.

 

Como nos explica Benedicto XVI en su libro “La infancia de Jesús”, los Magos se alegran, porque la luz de Dios ha llegado hasta su interior, hasta sus corazones; son conscientes de que han hallado lo que buscan y, a su vez, han sido tenidos en cuenta por Dios. Siguen al astro con una fe inquebrantable y llegan ante el niño Jesús y María. Pese a ser unas personas relevantes socialmente, no dudan en caer de rodillas y postrarse para adorar a Jesús.

 

Están rindiendo homenaje a un ser que reconocen como rey en sus diferentes dimensiones. Y a continuación tiene lugar el hecho que ha originado que los Magos traigan cada año regalos a nuestros niños en todo el mundo, es decir, hacen tres regalos a Jesús: oro, incienso y mirra, como todos sabemos. Estos regalos están cargados de sentido teológico. El libro de Isaías ya mencionaba el oro y el incienso como dones que los pueblos harían para alabar al Dios de Israel. El oro significa que quien lo recibe, Jesús, es rey.

 

El incienso indica que el destinatario es de naturaleza divina. La mirra, a la luz de las Escrituras, hace referencia a la muerte futura de ese niño, porque, tras morir Jesús, las mujeres fueron al sepulcro para impregnar de mirra el cuerpo sin vida de Nuestro Señor para que no se corrompiese y, así, evitar la muerte definitiva. Sabemos que no fue necesaria la mirra ya que, cuando las mujeres se dirigieron al sepulcro para realizar dicha unción, Jesús ya había resucitado.

 

Pero, de este modo, la cruz es anunciada con mucho adelanto en la adoración de los Magos por medio de la mirra. Vemos, pues, que los regalos de los Magos nos indican que su receptor es rey, es Dios y tendrá una muerte muy especial.


Los magos salieron, de algún modo, de aquella experiencia en Belén muy fortalecidos, porque, desde entonces, viajan todos los años por el mundo la noche del cinco de enero para entregar a los niños sus regalos. De esta forma, nuestros pequeños participan en un episodio de la infancia del niño por excelencia, el niño-Dios, el niño Jesús.

Curioso resulta ver cómo vamos adelantando las fechas que corresponden en Navidad en la vida social de nuestro entorno. Cada vez más se adelantan a fechas más tempranas las instalaciones de luces y adornos de Navidad, antes de empezar este tiempo. Pero también es curioso ver cómo se retiran antes de que realmente este tiempo haya finalizado, principalmente, por desconocimiento.

 

Me ha pasado en mi propio colegio donde algunas personas me han advertido que ya no pega tener el misterio del Nacimiento o, incluso el árbol de Navidad con la estrella encendida. Pues bien, el tiempo litúrgico de Navidad abarca desde el Nacimiento de Jesús, en la noche santa del 24 de diciembre al 25 de diciembre, hasta el primer domingo después de la Epifanía del Señor, domingo en el que celebramos el Bautismo de Jesús. Es aquí donde la liturgia nos establece el fin de este primer período de “nacimiento de Jesús”, si bien Jesús se bautizó de adulto y no de niño. Aunque fuera así, realmente, en la vida actual, por norma práctica solemos nacer en la vida y recibir el bautismo a los próximos días del nacimiento. 


Es así como lo celebramos también en nuestro calendario litúrgico, si bien hay que decir que, no encontramos muchos más pasajes de Jesús durante su infancia o su llamada vida privada, más que los del propio tiempo de Navidad, la huida a Egipto, la presentación en el templo ante los ojos del anciano Simeón o la predicación que hace por la Pascua el propio Jesús con tan sólo unos 12 años de edad cuando se pierde en la caravana de regreso.


Dicen los belenistas que la fecha propicia para desinstalar el misterio del nacimiento en nuestros hogares debe ser la fiesta de la candelaria o fiesta de la luz, que coincide con la narración del pasaje de la presentación de Jesús en el templo ante la presencia del anciano Simeón y que, a día de hoy, muchos fieles siguen realizando con sus hijos menores en diversos templos de nuestra geografía. Por todo ello, os anuncio que es este domingo el tiempo en el que finaliza la Navidad. Por tanto, felicitémonos por el nacimiento del Cristo aún en estos días y no adelantemos la retirada de nuestra alegría cristiana de este tiempo.

Durante esta pasada Navidad en el Centro Cristiano de Antequera se vivió un tiempo diferente en compañía de inmigrantes, refugiados y todo tipo de personas, compartiendo deporte, música, canciones y gastronomía de más de 15 nacionalidades diferentes como Puerto Rico, Estados Unidos, Canadá, Colombia, Ecuador, Chile, España, Venezuela, Georgia, Marruecos, Mali, Brasil, Nicaragua, Argentina, Cuba, República Dominicana... 

Madre, sobran las palabras. Que el silencio me postre ante tu Hijo, el Hijo del Padre, Dios hecho hombre en ti, por nosotros. Amén.Madre, ante el anuncio de la Encarnación de Jesús, quedaste turbada, mas no perdiste la calma, pues oíste lo que Gabriel te decía, y preguntaste, y aceptaste que Dios actuara a su manera en ti. Gracias, María. Madre, Gabriel se dirigió a ti con un apelativo que le dictó el cielo: Llena de gracia: plena de la presencia de Dios. 

 

Y tú aceptaste la palabra del ángel y ofreciste al cielo la tierra de tu huerto, y el Espíritu Santo plantó el Verbo de la vida en ti, y Dios se hizo carne de nuestra carne, Verbum caro factumest. Y el Verbo se hizo carne. Gracias, María. Madre, sobran las palabras.

 

Que el silencio me postre ante tu Hijo, el Hijo del Padre, Dios hecho hombre en ti, por nosotros. Amén.Nacimiento. “Cuando llegó la plenitud del tiempo, envió Dios a su Hijo, nacido de mujer… para que recibiéramos la condición de hijos adoptivos de Dios”, dice san Pablo. Madre, san Pablo se extasió ante el nacimiento de tu Hijo y dio en la diana.

 

Su nacimiento no fue solo un acontecimiento histórico que evoca el pasado. No. Aquel tiempo pone al descubierto el valor definitivo que tiene para todos los tiempos, y por eso Pablo lo llama: la plenitud del tiempo, es decir, el tiempo para todos los tiempos. Gracias, Madre, porque, como dice san Bernardo: “La fuente de la sabiduría, el Verbo del Padre, estaba en los cielos. Fue aquel Verbo el que por tu mediación se hizo carne”. Por eso, yo adoro en silencio, el nacimiento de tu Hijo, el Verbo del Padre. Amén.

Cuando se celebran 50 años de la institución de Cáritas Diocesana de Málaga –cuya exposición podemos contemplar del 11 al 20 de diciembre, en el Ayuntamiento de Antequera–, he recordado que, a finales de septiembre de 1966, don Antonio López Benitez, don Salvador Montes Marmolejo, don Antonio Ramírez Mesa y el que esto suscribe tomamos posesión de las parroquias de San Sebastián, San Juan, Santa María con sede en la iglesia del Carmen y Santiago.

 

Habíamos trabajado juntos en el Seminario: don Antonio López como Rector y nosotros como formadores,y fuimos enviados a crear una Residencia Sacerdotal en la Parroquia de San Sebastián. No habían trascurrido tres meses desde nuestra llegada cuando don Antonio López publica, el 25 de diciembre, en el Sol de Antequera, en el subraya que el “amor de Dios en Cristo Jesús ilumina a todo hombre”, y, tras recordarlos datos del hambre en el mundo, anuncia que ante esta realidad, aunque en Antequera sea a escala menor, no podemos permanecer indiferentes los cristianos, y puntualiza: “Por este motivo estamos organizando una Cáritas permanente de servicios interparroquiales, para realizar y aunar esfuerzos, e ir remediando los casos más urgentes que se vayan presentando”.

 

Don Antonio era un hombre efectivo, por eso, el 15 de enero de 1967 anuncia que ya se ha creado Cáritas Interparroquial de Antequera, y expone la Organización, Formación, Acción, Recursos e Información de la misma.El 5 de febrero, vuelve a escribir sobre Cáritas Interparroquial, para dejar constancia de su balance: 35.062 pesetas de ingresos y 49.685´50 pesetas de gastos. Aún recuerdo que muy pronto surgió la necesidad de hacer reparaciones y mejoras en casas pobres. Y que se creó una cuadrilla de albañiles que trabajaron muy bien.

Se acerca el momento esperado. Comenzamos la tercera semana de este tiempo de preparación hacia la Navidad, de este camino iniciado hacia el encuentro con Cristo nacido. En este tercer domingo del tiempo de Adviento, se nos presenta una escena donde el protagonista indirecto es Juan el Bautista, primo de Jesús. Él bautizaba a las gentes, enseñaba cómo debían proceder los discípulos e incluso los soldados ante diversas circunstancias.

 

Y les decía cómo tenían que actuar ante la pregunta de todos ellos de “qué debemos hacer”. Ante tanta expectación creada, todo el mundo se preguntaba si aquel hombre que bautizaba para el perdón de los pecados y que decía qué se debía hacer sería realmente el Mesías esperado.

 

Pero es el mismo Juan el que desmiente las sospechas y confirma la gran verdad aclarando que hay otro que vendrá y bautizará con el Espíritu Santo, haciendo que, aunque en este pasaje del evangelio de Lucas aparezca él como protagonista de la escena, deje de serlo y pase a ser un protagonista indirecto para hacer verdadero protagonista a Jesús, a pesar de no aparecer en esta escena. 

 

Ciertamente, y aunque hablamos ya de una escena que tiene lugar en la vida ya adulta de Jesús, es un pasaje bastante revelador del que ha de nacer, ya que todos recordaremos que hasta la edad aproximada de 30 años, Jesús mantuvo una vida privada, y fue a partir de esta edad cuando comienza lo que conocemos, que es su vida pública. Y es un pasaje bastante revelador porque nos descubre que hay uno que, a pesar de haber nacido y vivido ya, aparecerá en nuestras vidas, se nos presentará como verdadero mesías y vendrá a enseñarnos su doctrina y a mostrarnos el camino para nuestra salvación. 

 

Éste es el motivo por el que cada año celebramos la Navidad: Jesús físicamente ya nació, pero recordamos cada año ese momento para tener presente su doctrina, marcar nuestro itinerario de vida hacia el camino de la salvación y prepararnos para vivir de un modo cristianamente especial todos estos acontecimientos: ¡ésta es la verdadera Navidad del cristiano!Estamos en el tercer domingo de Adviento, conocido como el de gaudete o de la alegría: ¡Estemos alerta y alegrémonos, pues el Señor ya está cerca!

Las calles de Antequera han acogido este jueves 13 de diciembre la particular celebración de la "Siembra de Estrellas", organizado por el Arciprestazgo de la ciudad y que ha reunido a más de 1.500 personas. Una cita anual donde los más jóvenes han repartido las tradicionales pegatinas con forma de estrella y en la que este año se puede leer "Jesús nace para ti".

La iglesia de San Pedro ha acogido este domingo 9 de diciembre la presentación del cartel de Navidad que organiza la Hermandad de Belenistas ‘El Nacimiento’. Este año, la obra es una ‘Adoración de los pastores’ (anónima, siglo XVIII), que se encuentra en la sala permanente del Museo de la Ciudad y que, en este caso, fue fotografiada por el trabajador municipal Juan Manuel Ortiz. (Escuche en Ivoox el audio íntegro de la presentación)
La Parroquia de San Pedro acogió en la tarde del viernes 7 de diciembre la Vigilia de la Inmaculada, cuyo lema de este año fue “María, estrella y camino para una nueva Juventud” y que estuvo oficiada por el padre Francisco Baquero y concelebrada por el padre Juan Pablo Jiménez.
La iglesia de San Pedro acogerá este domingo 9 de noviembre desde las 12,45 horas la presentación del Cartel de la Navidad, por parte del joven cofrade Francisco José Arcas Marín, tal y como nos comunica Antonio Narbona Galindo, hermano mayor de la Hermandad de Belenistas ‘El Nacimiento’ de Antequera, quien nos confirma también que actuará el Coro del Colegio de Villanueva del Trabuco. Arcas fue pregonero juvenil de ‘La Citarilla’ en el 2017.