Cualquier día es propio para ir rápidamente por la calle y encontrarte con un personaje que está visitando nuestra ciudad, de paisano, sin categoría oficial. Es cuando lo vas viendo venir y dices: “Me suena, ¿quién es...?”. Y en el momento de aproximarte caes y dices: “¡Monseñor Buxarrais!”.

La iglesia mayor y colegial de Antequera ha acogido este sábado 31 de agosto, una Eucaristía en acción de gracias con motivo del 83 aniversario de la muerte en 1936 del que fuera Rector del Seminario de Málaga, el antequerano presbítero Enrique Vidaurreta Palma.
La iglesia de San Sebastián ha acogido este miércoles 28 de agosto su Eucaristía de las 19,30 horas, que contó con un especial ingrediente: la despedida del padre Juan Pablo, que parte en los próximos días para estudiar en Roma Sagrada Escritura.

La Plaza de Toros de Antequera ha acogido este domingo 18 de agosto desde las 8 horas la tradicional misa rociera del Santísimo Cristo de la Verónica, procediéndose posteriormente al traslado en romería hasta su ermita.

La Hermandad de Belenistas El Nacimiento de Antequera organiza para el domingo 8 de diciembre en nuestra ciudad el tradicional Cartel de la Navidad, que en esta ocasión será presentado por la actual presidenta de la Agrupación de Cofradías de Pasión y hermana mayor del Mayor Dolor, Trinidad Calvo.
Bobadilla Pueblo celebra del lunes 12 al jueves 15 de agosto su Feria y Fiestas en honor a Nuestra Señora de las Maravillas. Se le dedicará una misa a la imagen mariana el 15 de agosto, acompañada por el coro rociero de Nuestra Señora del Rosario de Humilladero.

Las monjas Dominicas del monasterio de Santa Catalina de Antequera realizaron un solemne triduo del 6 al 8 de agosto a su santo padre fundador, Domingo de Guzmán.

La tradicional Romería del Señor de la Verónica se celebrará el domingo 18 de agosto, tal y como ha confirmado este miércoles 7 de agosto el Ayuntamiento de Antequera. La misa dará comienzo a las 8 de la mañana en la Plaza de Toros de la Ciudad, con el acompañamiento musical del Coro Rociero D’Arte. 

Muerto Aarón, el pueblo judío reemprendió la marcha hacia Canaán, guiado por Moisés. Caminaban por el desierto. El pueblo protestó contra Dios y contra Moisés, diciendo que por qué los habían sacado de Egipto para morir en aquel desierto y que estaban ya cansados de comer el maná. Yaveh, como castigo, les mandó serpientes venenosas. Muchos murieron. Entonces, los israelitas le dijeron a Moisés que reconocían que aquello era un castigo por haber hablado mal contra Yaveh y contra él, y le pidieron que intercediera por ellos ante Dios para que apartara las serpientes.

 

Así hizo Moisés. Yaveh le dijo que hiciera una serpiente de bronce, que la colocara sobre un mástil y que todo aquel que fuese mordido por una serpiente y mirase a la de bronce sobre el mástil, viviría. Moisés hizo lo que le mandó Yaveh y todo hebreo que era mordido, si miraba la serpiente de bronce, seguía con vida. Este episodio tiene una explicación arqueológica. En esa zona se han encontrado láminas de cobre con forma de serpiente que fueron utilizadas para protegerse de la mordedura venenosa de los reptiles.

 

Recojo este suceso de la Biblia porque la serpiente de bronce no era un objeto con un poder sobrenatural, sino que era un signo del poder salvador de Dios para quien acudía a Él y le pedía ayuda. Además, la serpiente de bronce levantada sobre el mástil es también una prefiguración de Jesucristo, clavado en la Cruz; desde la Cruz, Jesús nos libra del veneno del pecado, nos redime y nos salva.

 

En el Evangelio de san Juan, Jesús dice a Nicodemo que como Moisés levantó la serpiente en el desierto, así tiene que ser levantado el Hijo del hombre para que todo el que crea en Él tenga la vida eterna. Y, en el mismo Evangelio, san Juan afirma que la Escritura dice que mirarán al que traspasaron.El último libro del Pentateuco es el Deuteronomio. Contiene varios discursos de Moisés, un código de leyes civiles y religiosas, que son, en parte, repetición de las leyes dadas a Moisés en el desierto, la elección de Josué como jefe de los hebreos, el comienzo de la conquista de Canaán y la muerte de Moisés.

 

Por último, querría resaltar el siguiente paralelismo: en el Antiguo Testamento, el pueblo judío está preso en Egipto, atraviesa el mar en el camino de su liberación, es alimentado por el maná y es conducido por Moisés hacia la tierra de promisión. Según el Nuevo Testamento, nosotros somos presos del pecado, debemos pasar por el agua del bautismo para liberarnos del pecado, somos alimentados por la Palabra y la Eucaristía y somos conducidos por Jesucristo hacia nuestra tierra prometida: el Cielo.

La Parroquia de Santiago celebró este jueves 25 de julio la festividad de su patrón con una Eucaristía, presidida por su párroco padre Francisco de Paula Baquero. La misma, dio comienzo a las 20 horas, habiendo sido previamente (19,30 horas) la Adoración al Santísimo.

El Evangelio de este domingo, decimosexto del tiempo ordinario, nos relata un pasaje que puede parecernos que entra en contraposición con el de la parábola del buen samaritano que escuchábamos la semana pasada.

 

Dos hermanas de Betania, Marta y María, acogen a Jesús en su casa. Pero sus acciones son bien distintas: mientras Marta se dedica a servir a Jesús en su casa, María dedica todo su esfuerzo y tiempo en sentarse a escuchar a Jesús. ¿Acaso no debería cambiar su actitud María y ayudar a su hermana Marta?

 

Jesús les dice todo lo contrario: ambas ejercen un servicio, una atendiendo a Jesús en su casa y la otra escuchando todo lo que Jesús tiene que contarle. La actitud de ésta última nos recuerda a la figura de Teresa de Jesús y a la de sus seguidoras, fieles que dedican su tiempo a la vida contemplativa. Quizás no lleguemos a entender cuál es su misión en este mundo de hoy tan necesitado de manos para obrar el bien en medio de tantas necesidades que padecemos; pero, sí bien es cierto, que su vida contemplativa nos ayuda a todos a acercarnos a la figura de Jesús de Nazaret. 

 

Ellas dedican su tiempo a conocer cómo vivía y transmitirnos cómo debemos llevar el itinerario de nuestra vida en el día a día. Asimismo, también dedican su tiempo a la oración, y en la mayoría de los casos, lo hacen por nosotros. Sí, he dicho bien. Oran por nosotros, por nuestras intenciones y piden al Señor que nos convierta en buenos obreros de su viña, ya que la mies es mucha y los obreros pocos.

 

En este fin de semana donde en muchos lugares de España, también en Antequera, será procesionada la imagen de la Virgen del Carmen, patrona de los marineros y de todos aquellos que navegan por un mar de gentes que deben hacer llevar a buen término, nos encomendamos a nuestra Señora del Carmen y le pedimos por todas esas personas que dedican su vida al servicio desde la vida contemplativa, y muy especialmente en nuestra ciudad –no sin desmerecer a ninguna congregación–, a las carmelitas calzadas y descalzas, presentes en el Convento de la Encarnación y en el Convento de las Descalzas de Antequera. 

 

¡Que sigan siendo frecuentes en su misión de evangelizar y de servir desde la oración y desde la contemplación por mucho tiempo!