María del Carmen Rodríguez Rodríguez lleva seis años como profesora del taller municipal de Corte y Confección. La costura es su gran pasión y su madre ya fue modista, de la que aprendió dichas labores. Ahora, ha tenido una de las tareas más complicadas de su trayectoria: reinventar el traje típico de antequerana para adaptarlo a la actualidad, que sea más “ponible”, con telas y cortes más actuales. Mañana se presentará en Málaga.
La Real Feria de Agosto de Antequera cuenta desde el pasado año 2016 con la primera edición del Concurso de Traje Típico de Antequera, que se sumó al tradicional de Flamenca y de Corto. Una idea que empujó a María del Carmen Rodríguez Rodríguez, profesora del taller municipal de Corte y Confección, a proponer una “adaptación” de la tradicional ropa a una más actual y acorde con nuestros tiempos.
 
Con ella hablamos, para conocer de primera mano esta aventura que se mostrará al público mañana domingo 13 de agosto en “Málaga, en la Caseta Protocolo”, tal y como ella nos confirma. María del Carmen explica: “El año pasado, cuando estuve de jurado en el Concurso de Flamenca y en el de Traje Típico de Antequerana se veían preciosos, pero estuve comentando que el traje de terciopelo, con enaguas y con cancán... En su momento sería un traje perfecto para la época y el mes que se viviera, pero ahora en agosto hace demasiado calor para ponérselo”.
 
Por ello, Rodríguez pensó que “algo más fresco, la gente se animaría más”, tanto a ponérselo en la Feria como a participar en el concurso.

Una actualización, sin perder la esencia
El tema “se quedó ahí y ahora, hace dos meses, me llaman y me dicen que de la Federación de Peñas Malagueñas han pensado en hacer lo mismo que yo pensé, en actualizar el traje sin que pierda la esencia, pero animando a la gente a que se vista, si no al final se va a perder”.
 
Para hacer esta adatación a la actualidad, la modista ha estado “mirando archivos antiguos para que no pierda la esencia, pero actualizarla. Desde la Federación me dijeron que preparara tres diseños y ya eligieron uno. La esencia la quiero mantener, que es que aunque no haya terciopelo, sí que el cuerpo debe ir negro. Aunque no sea una falda rizada y con mucho volumen, pero que tuviera vuelo. El encaje negro también y las mangas, de farolillo”.
 
Una actualización que pretende conseguir un traje “más fresco, más ceñido y las mujeres se sientan atractivas”. La profesora del taller municipal de Corte y Confección alaba que el Ayuntamiento esté dándole la importancia que merece al traje típico, subrayando que con el nuevo “te dan ganas de decir: ‘Yo a mi hija le voy a hacer uno’. Es un traje muy ponible, fresco y atractivo”.
 
Una ropa tradicional que busca su hueco en la actualidad y que quiere volver a conseguir ponerse de moda. Más información, edición impresa Especial Real Feria de Agosto del sábado 12 de agosto de 2017 (pinche aquí y conozca dónde puede adquirir el ejemplar) o suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).