El Ayuntamiento de Antequera le anuncia al Gobierno de España que los 2 millones de euros que han ahorrado se quedarán para invertir en la ciudad y no para financiar los "gastos políticos" anunciados por Madrid, según expone el propio alcalde de la ciudad, Manuel Barón.

 

Así lo ha acordado el equipo de gobierno del Ayuntamiento de Antequera que además ha pedido públicamente la dimisión del presidente de la FEMP (Federación Española de Municipios y Provincias), Abel Caballero, "por no buscar lo mejor para los consistorios". Además, anuncian algo que se esperaba: que no cederán al Gobierno de España el dinero ahorrado en el municipio para poder afrontar sus "gastos políticos", y que se quedarán para el uso de los ciudadanos.

Piden "poder disponer del cien por cien del remanente de tesorería de nuestro Ayuntamiento para luchar, en primer lugar, contra la pandemia y, en segundo, contra la crisis económica derivada", más que entregárselo al Gobierno de España, ya que recalcaron que son la entidad más próxima al ciudadano y la que tiene que responder de las necesidades más urgentes.

Se tratan de 2 millones de euros, según el teniente de alcalde delegado de Hacienda, Antonio García, una vez hechos los descuentos y usos que marca la ley sobre los remanentes, presente junto a la portavoz del equipo de gobierno, Ana Cebrián, en la rueda de prensa de esta semana.

El Alcalde lamenta que la FEMP se ponga al servicio del PSOE y que el consistorio antequerano "no le dará al Gobierno el ahorro de sus vecinos", por lo que no está dispuesto a ofrecer el superávit acumulado por el Ayuntamiento gracias a la responsable gestión económica realizada desde mediados del año 2011.

Lamenta que por primera vez en 40 años no ha habido unanimidad en un acuerdo de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), hecho por el que ha solicitado públicamente la dimisión del presidente de la FEMP, Abel Caballero, alcalde de la ciudad gallega de Vigo.

Ante ello, expone que es urgente preparar y redactar un nuevo Real Decreto que cuente con la unanimidad de todos los partidos que conforman la FEMP. "Cómo estarán las arcas del Estado para que el Gobierno quiera confiscar los ahorros de las entidades locales. Es urgente abordar un nuevo modelo de financiación local tal y como prometiera el actual presidente del Gobierno, aunque al parecer el nuevo modelo de financiación local viene a ser que los ayuntamientos financiemos al propio Gobierno", destaca Barón.

Su razón la basa en que salvo los ayuntamientos del PSOE, el resto no la respaldan: "Esta maniobra del Gobierno castiga a los ayuntamientos que hemos hecho los deberes y perjudica directamente a los ciudadanos, pero también castiga a los ayuntamientos que han encontrado unas cuentas en bancarrota porque los saca automáticamente del sistema. Y, precisamente, somos los ayuntamientos los que desempeñamos un papel fundamental en la prestación de servicios sociales".

Por último, tanto el Alcalde como el delegado de Hacienda han alertado de que si se acepta entregar la liquidez del Ayuntamiento de Antequera al Gobierno Central en un ejercicio --el del año 2020-- en que se está comprobando que se está recaudando menos de lo previsto y en el que se ha llevado a cabo más gasto por las necesidades derivadas de la pandemia --tanto a nivel económico como sanitario--, "ponemos en un claro peligro la estabilidad financiera municipal, lo que conllevaría por ejemplo aumentar considerablemente el plazo para el pago de facturas a proveedores, agravando más así la crisis especialmente en autónomos y 'pymes', o estarían en riesgo las obligaciones habituales como son la prestación de servicios públicos desde la administración local e incluso las nóminas de los trabajadores municipales".

 
Más información, próximas ediciones www.elsoldeantequera.com y de papel, el sábado 29 de agosto de 2020 (pinche aquí y conozca dónde puede adquirir el ejemplar) o suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).