Tras unos días de comunicados, declaraciones y concentraciones por el proyecto de embotelladora de agua en la Sierra de Camarolos, el alcalde de Antequera Manuel Barón, cuestiona a cargos públicos y políticos que cambian de opinión según gobiernen o no y al final hagan repeler inversiones en la comarca como la de la empresa de agua que renuncia a la inversión de 15 millones de euros y creación de hasta 100 puestos de trabajo.

 

Respaldado por sus concejales en el patio del Ayuntamiento este jueves por la tarde, Barón no ha tenido miras en apuntar a José Luis Ruiz Espejo como artífice de la campaña de desprestigio, argumentando que cuando era delegado de gobierno de la Junta de Andalucía en Málaga tramitó el expediente y, ahora que no gobierna, incita a políticos y vecinos para que se fulmine un proyecto de inversión en la embotelladora próxima a Villanueva del Rosario, como lo fue hace poco la yesera en Bobadilla. 

Además, expone que es una pérdida de empleo en los pueblos de la comarca y no considera que se trate de una pugna más entre el PP y el PSOE. “Por lo menos por nuestra parte no lo es. Es una pugna entre el empleo y el paro, entre la inversión y la deslocalización, entre la repoblación demográfica y el despoblamiento. Algunos están anteponiendo la ideología a la propia ciudad y no lo digo solo por los representantes políticos, parece que todavía no se han dado cuenta que la propia ciudad los pone en su sitio cuando la propia Antequera tiene la oportunidad”.

A Ruiz Espejo, máximo responsable de la Junta de Andalucía en Málaga desde el año 2012 al año 2018, le pregunta qué ha cambiado para pasar del blanco al negro. “¿Qué le decía usted antes a los alcaldes del PSOE en la comarca de Antequera para que ni hablaran ni tan siquiera alegaran ni se opusieran a este proyecto y ahora, sin embargo, hacen declaraciones oponiéndose frontalmente a un proyecto que supongo que usted entendió como socialmente admisible para la creación de empleo y por eso lo apoyó?”.

Considera que “para muchas personas se ha perdido mucho más que una inversión, mucho más que una empresa. Se ha perdido la ilusión y posiblemente en muchas personas, también la esperanza”. Esperanza “de ver que podían conseguir un empleo, la esperanza de ver por fin generar riqueza sin tener que depender de un subsidio. La esperanza de muchos padres por ver que con inversiones como ésta, sus hijos no tendrían que marcharse de su pueblo para trabajar en otro lugar”.

Hace una apuesta total por priorizar el empleo: “Antequera siempre apostará por la creación de empleo y no sólo en nuestra ciudad sino también en la comarca por nuestra propia vocación de líderes comarcales”.

 

 
 
 

Deslealtad de políticos que no priorizan el bien común

Cuestiona la actitud de políticos de otras formaciones políticas que con esta medida hacen que no se fijen en la comarca para invertir en ella. “Desgraciadamente no se alcanza el futuro ahuyentando empresas. Porque ésta no es una batalla del agua como dicen algunos, esto no es una batalla contra Antequera, faltaría más, como también se ha referido algún alcalde: ¿sabéis lo que es esto? Esto es una batalla contra el empleo”.

Terminó exponiendo: “Vecinos también hay en Antequera y son muchos, miles, y siempre han demostrado con una actitud ejemplar y para nada egoísta que los recursos naturales están para el beneficio de todos y así llevamos muchos años”, como los casos al Valle de Abdalajís y Casabermeja.

Por último, pidió a Calderón (PSOE) que no subleve al pueblo de Iznájar por el trasvase, y a Matas (Adelante Antequera) que no deje en evidencia a los técnicos que son los que saben del PGOU. destruyan empleo en la Comarca.

 
Más información, próximas ediciones www.elsoldeantequera.com y de papel, el sábado 20 de junio de 2020 (pinche aquí y conozca dónde puede adquirir el ejemplar) o suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).