Francisco Salado fue elegido este miércoles 17 de julio presidente de la Diputación de Málaga con los votos de Partido Popular y de Ciudadanos durante el pleno de constitución de la nueva corporación provincial, compuesta por 15 diputados del PP; 12 del PSOE; dos de Adelante Málaga y dos de Ciudadanos.
 
En su discurso de toma de posesión, Francisco Salado explicó que, en los últimos ocho años, “hemos demostrado que somos la institución más cercana a los ayuntamientos, la más ágil”. Igualmente, anunció que se reunirá con los 103 alcaldes de la provincia antes de final de año.
 
En sus palabras, el presidente de la Diputación de Málaga se refirió a la creación de una delegación específica para luchar contra la despoblación rural, uno de los grandes desafíos de este mandato, puesto que “nuestros pueblos de interior cada vez pierden más población y algunos municipios se encuentran en una situación dramática”, ha indicado. Esa delegación se encargará de coordinar e implantar, especialmente en los municipios más pequeños, todas las políticas transversales del gobierno provincial en esta materia.

Juan Álvarez y Manuel Chicón, diputados
Los antequeranos Juan Álvarez (PP) y Manuel Chicón (PSOE) tomaron también posesión como diputados, dando voz a nuestra comarca. El popular formará parte del gobierno, aunque aún no sabe a cargo de qué ámbito. 
 
Por su parte, el socialista Chicón repite como diputado provincial tras ya estar presente los dos últimos años del periodo anterior, haciendo un buen trabajo. Más información, edición impresa sábado 20 de julio de 2019 (pinche aquí y conozca dónde puede adquirir el ejemplar) o suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).