La Diputación de Málaga ha diseñado este miércoles 24 de abril un "ambicioso plan de movilidad para luchar contra el despoblamiento rural", llamado Plan Vía-ble, que servirá para mejorar las comunicaciones viarias en más de 40 municipios de la provincia. El proyecto contempla actuar en 292 kilómetros de 42 caminos rurales con una inversión de algo más de 50 millones de euros en un plazo de diez años. En Antequera, se prevén 15 proyectos para cubrir casi 87 kilómetros.
 
El presidente de la Diputación de Málaga, Francisco Salado, junto al diputado de Fomento e Infraestructuras, Francisco Oblaré, ha presentado este plan y ha destacado que se trata de la actuación "más relevante que va a poner en marcha la institución provincial para luchar contra el despoblamiento rural". Además, ha comentado que las comunicaciones por carretera "son uno de los pilares fundamentales para facilitar que los habitantes de los pueblos dejen de tener la sensación de estar aislados".
 
En Antequera se prevén 15 proyectos para cubrir casi 87 kilómetros de 11 municipios por un importe de 10,5 millones de euros. Se propone intervenir en el camino de Sierra de Yeguas a Fuente de Piedra, camino de Sierra de Yeguas a las A-384, Cañada Real de Sevilla a Antequera (de la MA-6408 a la MA-6410), camino de Alameda a Mollina, Llanos de Antequera, camino de Cartaojal a Cuevas Bajas, camino de Cartaojal (que une Cartaojal con la carretera MA-5101), camino de Archidona a Cuevas Altas, camino de Zamarra, camino de La Parrilla a Archidona, camino de La Blanquilla, camino de Alfarnate, camino de Antequera a Cuevas Bajas y Villanueva de Algaidas, Realenga de Sevilla a Málaga (entre Bobadilla y la A-384) y camino entre la A-7201 y la MA-5101.

Salado ha explicado que la iniciativa contempla intervenir en caminos rurales, en muchos casos de titularidad municipal y en otros de la Junta de Andalucía. Personal técnico de los servicios de Vías y Obras y de Información Territorial han estudiado sobre el terreno las zonas en las que intervenir, así como las actuaciones que se pueden llevar a cabo para acondicionar esos caminos locales. En muchos casos, son vías que algunos vecinos utilizan, pero que requieren el tránsito de vehículos especiales y cuyo paso se dificulta o se interrumpe cuando se registran lluvias.
 
Francisco Salado ha defendido que este plan, que permite crear una red de caminos e itinerarios complementarios a las vías provinciales, es una iniciativa "que va a redundar especialmente en la mejora de la calidad de vida de los habitantes de los pequeños municipios, facilitando sus desplazamientos". Más información, edición impresa sábado 27 de abril de 2019 (pinche aquí y conozca dónde puede adquirir el ejemplar) o suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).