El Ayuntamiento de Antequera ha acogido el primer Consejo de Gobierno de Juan Manuel Moreno como presidente de la Junta de Andalucía, este sábado 26 de enero, como acto conmemorativo del Pacto de Antequera, cuyo 40 aniversario se celebró el pasado 4 de Diciembre y que marcó las pautas para conseguir la autonomía andaluza.

Desde las 10,30 horas fueron llegando los distintos consejeros que forman el Consejo: Elías Bendodo Benasayag (Presidencia), Rogelio Velasco Pérez (Economía), Alberto García Valera (Hacienda), Francisco Javier Imbroda Ortiz (Educación y Deporte), Jesús Aguirre Muñoz (Salud y Familias), Rocío Blanco Eguren (Empleo), Carmen Crespo (Agricultura), Rocío Ruiz (Igualdad), Marifrán Carazo Villalonga (Fomento) y Patricia del Pozo Fernández (Cultura).

Cerca de las 11, llegó el vicepresidente, Juan Marín (que asume Turismo), líder de Ciudadanos que con el PP gobernará Andalucía con Juan Manuel Moreno Bonilla al frente. Marín, junto al alcalde de la ciudad, Manuel Barón, fueron en búsqueda del Presidente al llegar al consistorio.

Se guardó un minuto de silencio en la puerta por el hallazgo del pequeño Julen, muerto en el pozo de Totalán. Seguidamente saludaron al nuevo presidente de la Diputación, Francisco Salado y a la Corporación Municipal, para terminar con la una foto de familia en el patio.

De allí subieron al Salón de Plenos donde se reunió el Consejo, pero antes el Alcalde y el Presidente descubrieron un azulejo que recordará el 40 Aniversario del Pacto de Antequera y el inicio del mandato de Moreno Bonilla.

Tras el Consejo, pasaron por la Alcaldía para firmar en el libro de honor y de allí, el Alcalde, el Presidente y el Vicepresidente bajaron hasta el patio donde se montó la rueda de prensa, a la que se sumaron decenas de simpatizantes que quisieron escuchar a los representantes del nuevo ejecutivo andaluz.

Abrió el alcalde de Antequera, quien agradeció que eligieran a Antequera para empezar su mandato, siendo el acto institucional que la Junta de Andalucía desarrolla por el 40 Aniversario.

 

 
 

Bonificación del 99 por ciento del Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones

Por otra parte, Moreno Bonilla destacó que cumplían su compromiso previo y se sitúa a Andalucía entre las comunidades que suprimen de facto el gravamen, beneficiará a los cónyuges y parientes directos.

Así, atendiendo a la demanda social, y con el objetivo de disminuir la presión y el esfuerzo fiscal de las personas físicas para que Andalucía se convierta en un territorio atractivo para la generación de riqueza que posibilite la creación de empleo e incentive el ahorro y el consumo, se hace necesario iniciar las actuaciones de manera inmediata para dar cumplimiento a una de las medidas prioritarias del nuevo Gobierno de Andalucía.

Se bonificará el 99 por ciento de la cuota del impuesto para adquisiciones por cónyuges y parientes directos (Grupos I y II). En el Grupo I se benefician los descendientes y adoptados menores de 21 años; mientras que en el Grupo II, los descendientes y adoptados de 21 años o más, los cónyuges, los ascendientes y los adoptados, podrán acogerse a la bonificación.

Se mantendrán las reducciones autonómicas sobre el impuesto actualmente vigentes, en concreto, la reducción autonómica de un millón de euros, con la intención de no perjudicar las adquisiciones por herencias de hasta dicho importe, ya que de otro modo tendrían que pasar de no tributar a hacerlo por el 1 por ciento.

En la modalidad de Donaciones, se bonificará el 99 por ciento de la cuota del impuesto para adquisiciones por cónyuges y parientes directos (Grupos I y II), lo que también supondrá la práctica supresión del gravamen para este grupo de contribuyentes.

 

 

 

 

Auditorías para saber el estado y fines de los entes autonómicos

También se han aprobado las primeras actuaciones de auditoría sobre las agencias públicas empresariales para contar "con una evaluación previa que permita diseñar y ejecutar un modelo de supervisión continua de las entidades dependientes de las consejerías".

Así se ha encargado a la Intervención General de la Junta de Andalucía que incluya en el Plan de Control Financiero de 2019 una auditoría para comprobar la correcta distribución de competencias entre las consejerías y las agencias, la vigencia de los objetivos que en su día justificaron la creación de estas entidades y si constituyen el medio más idóneo para lograr sus fines.

 

 

  

 

 

 

 

La antequerana Ana Corredera, viceconsejera de Agricultura

El Consejo de Gobierno aprobó el nombramiento de los nuevos viceconsejeros de las diferentes carteras, entre ellos el de la antequerana Ana Corredera Quintana, de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible.

El resto de nuevos viceconsejeros del Ejecutivo autonómico, son: Manuel Alejandro Cardenete Flores, como viceconsejero de Turismo, Regeneración, Justicia y Administración Local; Antonio Sanz Cabello, viceconsejero de la Presidencia, Administración Pública e Interior; Isabel Balbín Luque, viceconsejera de Empleo, Formación y Trabajo Autónomo; Jorge Ramírez López, viceconsejero de Hacienda, Industria y Energía.

Marta Escrivá Torralva, viceconsejera de Educación y Deporte; Lorena García de Izarra, viceconsejera de Economía, Conocimiento, Empresas y Universidad; Catalina García Carrasco, viceconsejera de Salud y Familias; Francisco José Martínez López, viceconsejero de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación; Jaime Raynaud Soto, viceconsejero de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio; y Alejandro Romero Romero, como viceconsejero de Cultura y Patrimonio Histórico.

En la Consejería de la Presidencia, Administración Pública e Interior, se ha designado también a Ana María Vielba Gómez como secretaria general de Administración Pública.

 

 
 
 
 

Declaración por el 40 Aniversario del Pacto de Antequera

Durante el consejo andaluz se aprobó una declaración institucional que dice así: "Celebramos en el día de hoy el primer Consejo de Gobierno de la XI Legislatura con la que se abre un nuevo y esperanzador ciclo político para Andalucía. A partir de hoy, Andalucía inicia el camino que va a permitir que, como región de primera, se sitúe como referencia en creación de empleo, de generación de riqueza y de oportunidades para todos. Un camino que este Ejecutivo va a recorrer de la mano de los andaluces para seguir ganándonos nuestro presente y nuestro futuro. 

Un presente y un futuro que hunden sus raíces en distintos momentos y lugares que jalonan nuestra historia autonómica. Y no cabe duda de que Antequera lo es. Y tenía que ser Antequera la ciudad que, por su significado especial, acogiera este primer Consejo de Gobierno como lugar emblemático en nuestra historia autonómica.

El llamado Pacto de Antequera, suscrito el 4 de diciembre de 1978 y del que hemos conmemorado su 40 aniversario, fue un acuerdo sin precedentes. Con este pacto, suscrito por la inmensa mayoría de las fuerzas políticas presentes en ese momento en la vida pública de Andalucía, se fijaba como objetivo el logro de la autonomía plena.

"Los partidos políticos abajo firmantes se comprometen a impulsar y desarrollar los esfuerzos unitarios encaminados a conseguir para Andalucía, dentro del plazo más breve posible, la autonomía más eficaz en el marco de la Constitución" (artículo primero).

Fue una oportunidad histórica en la que primó el interés de Andalucía ante cualquier otro. Fue una oportunidad que aprovechamos y con la que apostamos, igual que ahora, por ganarnos nuestro presente y nuestro futuro.

Y también, antes como ahora, aspiramos a una Andalucía que fortalezca el proyecto común que es España. Andalucía debe reiterar el respaldo al proyecto común del que somos parte fundamental siendo exponente claro de la garantía de esa unidad nacional, de la defensa del Estado de Derecho y de la cohesión de todos los españoles. 

Andalucía debe ser referente de la defensa de la soberanía nacional y va a estar frente al desafío que supondría la existencia de privilegios y desigualdades incompatibles con lo establecido en nuestra Constitución. Lo contrario sería traicionar nuestro Estatuto de Autonomía para Andalucía. 

Y lo va a hacer porque atacar lo que nos representa como españoles es atacar lo que somos como andaluces. Nadie nos puede privar de lo que somos y de lo que queremos ser. 

España es una Democracia fuerte que ha tenido que hacer frente a momentos muy difíciles, de distinta índole, pero que ha superado no sin sacrificios. 
Nadie a estas alturas puede poner en duda que su fortaleza y su mejor baluarte radican en la ciudadanía española que, por encima de diferencias políticas, sociales e ideológicas, ha contribuido a consolidar y salvaguardar el gran proyecto común que somos.

Pero tampoco debemos perder de vista, y ahora menos que nunca, que nuestra fortaleza también gira en torno a una idea fundamental: contamos con una Constitución, de la que también recientemente hemos celebrado su 40º aniversario, que supuso Democracia, libertad, concordia, reconciliación, derechos individuales, apertura, reconocimiento internacional y la mayor etapa de mayor progreso económico y social, entre otras cuestiones.

 

 

 

 

 

Nuestra Constitución ha conseguido la mejor versión de España y los españoles. Creemos en la Constitución, en la libertad y en la concordia entre todos los españoles y reconocemos con satisfacción y sin ambages el papel que en ello ha tenido nuestra Monarquía. Reafirmamos con orgullo nuestro compromiso con la Corona, la cual se ha erigido como el mejor símbolo de nuestra unidad y como el principal activo, activo de valor incalculable, para nuestro país. Ha sido innegable la labor de la Corona en favor del fortalecimiento de la Democracia y de nuestras instituciones, de la unidad de nuestra Nación y de los valores de concordia y convivencia que son parte esencial de nuestro sistema democrático y de libertades. 

Por todo ello, y en un día especial como el de hoy en el que celebramos el primer Consejo de Gobierno del nuevo ciclo político de Andalucía, volvemos a poner en valor uno de los acontecimientos más trascendentes del proceso autonómico andaluz: el Pacto de Antequera. Un Pacto consensuado y enmarcado en un proyecto llamado España que Andalucía debe seguir liderando en la defensa del mismo desde el convencimiento de que juntos ganamos todos y que es más lo que unos une que lo que nos separa.

Reafirmamos nuestro compromiso con la unidad de España, la defensa de la Constitución y del Estado de Derecho, de la cohesión entre todos los españoles, así como de nuestros principios y valores constitucionales y nuestro sistema de libertades. A nadie se nos escapa que no hablamos de cualquier cosa.

La democracia española es muy fuerte, España es una gran Nación y Andalucía una región excepcional que engrandece a ambas. Hoy como entonces, en Antequera volvemos a escribir una nueva página para Andalucía", concluye la declaración.

 

 

 

Más información, edición impresa sábado 2 de febrero de 2019 (pinche aquí y conozca dónde puede adquirir el ejemplar) o suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).