El miércoles 16, el Grupo Socialista, a través del malagueño Miguel Ángel Heredia, presentaba en el Congreso de los Diputados una "Proposición no de Ley", que, resumida, venía a decir que la línea de Alta Velocidad que conecta Málaga con Madrid, puesta en servicio el 23 de diciembre de 2007, hasta mayo de este año, había sido utilizada por 2.718 millones de viajeros, el 75 por ciento de los cuales tenía su origen o destino en la estación "María Zambrano" de Málaga capital y que el tren que sale a las 6,35 llega a Madrid-Atocha a las 9,40, pero que "la eliminación de estaciones intermedias permitiría la llegada a la capital de España en torno a las 9 de la mañana, lo que permite una mejor reorganización de la jornada y optimización de la estancia por parte de los viajeros, esencialmente del sector empresarial y de negocios.

El parlamentario antequerano del PP Ángel González, repuso que se despreciaba a los usuarios antequeranos de ese primer tren, que son buena parte de los 14.000 viajeros que usan la línea todo el año. Inmediatamente nos pusimos en contacto con nuestras autoridades, alertándoles de lo que ocurría, y tras hablar personalmente el alcalde con Miguel Ángel Heredia, éste dijo lo mismo que a Ángel González, "que en las paradas a suprimir, no se contemplaban ni Antequera ni Puente Genil, dejando las otras paradas –Córdoba, Ciudad Real– para los trenes que subían desde Sevilla". De esta forma, el mencionado tren pararía "sólo" en Antequera y Puente Genil, con lo que no se produciría el perjuicio anunciado por Ángel González, apoyado por Celia Villalobos.

El jueves por la mañana, la prensa recogía una información, seguramente procedente de fuentes socialistas, abundando en lo expuesto a nuestro alcalde. Según noticias del diputado popular, éste respondió al parlamentario Heredia que, teniendo en cuenta lo que aseguraba "de voz", se incluyera "lo de Antequera y Puente Genil" en la proposición no de ley que finalmente se aprobó con el siguiente texto: "El Congreso de los Diputados insta al Gobierno a que, a través de la empresa públicas RENFE, acorte el tiempo de viaje del primer servicio del AVE Málaga-Madrid, que sale a diario a las 6,35 horas de la mañana de la estación María Zambrano y llega a Madrid-Atocha a las 9,40. La eliminación de estaciones intermedias permitiría la llegada a la capital de España en torno a las 9 de la mañana, lo que permite una mejor organización de la jornada y optimización de la estancia por parte de los viajeros, esencialmente del sector empresarial y de negocios". No se menciona el mantenimiento de la parada en Antequera a las 7,05 horas, y esperar al siguiente tren supone llegar a Madrid, cerca de las 12. El PP votó en contra de la moción al considerar que, tal y como estaba redactada, supondrá la retirada de la parada en Antequera, algo que, según la diputada Celia Villalobos, no se puede hacer "bajo ningún concepto". Ángel González dijo que la iniciativa pretende "clasificar a los malagueños como de primer y de segundo orden".

En una rueda de prensa convocada por el PP este jueves 17 de diciembre, González demostró con el vídeo de la sesión que se aprobó lo que recogía el texto, calificando a Heredia como "mentiroso compulsivo" al tiempo que exigieron responsabilidades.

En resumen, a esperar a que Renfe-ADIF publique los nuevos horarios, para comprobar si se respetan las paradas en Antequera o no, constándonos que, además de las gestiones del grupo Popular, las autoridades antequeranas, con su alcalde a la cabeza, no paran de hacer gestiones para aclarar la situación que iría en perjuicio de los usuarios antequeranos.