El candidato a la alcaldía de Antequera y portavoz del grupo municipal popular, Manolo Barón y el presidente de Nuevas Generaciones del PP de Antequera, Rafa Paradas, informaron este jueves en rueda de prensa sobre los recortes que el Partido Socialista está llevando a cabo en materia de Vivienda en todo el país, centrándose en la ciudad de El Torcal.

En este sentido, los populares llevarán al Pleno de diciembre la moción "Recortes sociales en el derecho a una vivienda digna" para que el Gobierno de la Nación no retire las ayudas a la compra y construcción de viviendas de protección oficial (VPO). Se trata, en concreto, de la eliminación de la ayuda directa a la entrada para VPO, la rebaja en torno al 40 por ciento de las subvenciones para la promoción de VPO nueva en alquiler, la supresión de las subvenciones a los promotores, la eliminación del presupuesto estatal adicional para las comunidades autónomas y la supresión de las subvenciones estatales para aquellas comunidades que hayan superado determinados objetivos de construcción de vivienda.

Para ello, el PP solicitará cuatro acuerdos: "Rechazar la supresión y el recorte de las ayudas y subvenciones a la vivienda protegida que aparecen en los presupuestos del Estado de 2011, exigir al Gobierno de España que de marcha atrás en su plan de suprimir estas ayudas, trasladar también a la Junta de Andalucía la necesidad de impulsar las acciones legales y jurisdiccionales oportunas en el caso de incumplimiento del convenio de colaboración para la aplicación del Plan Estatal de Vivienda entre el Ministerio de Vivienda y la Junta y reclamar al Consejo de Gobierno de la Junta que transfiera la financiación necesaria para la programación y ejecución de los planes municipales de vivienda que tiene que acometer el Ayuntamiento".

Además, los populares han denunciado que desde el año 2003 el Ayuntamiento de Antequera no ha ejecutado ninguna partida destinada a la rehabilitación de viviendas, un retraso que han calificado de 'espectacular' y además, han criticado que de las 1.200 viviendas de protección oficial que contemplaba el programa electoral socialista sólo se hayan entregado 52.