El teniente de alcalde delegado de Deportes, Alberto Vallespín, dio a conocer este martes 19 de julio en rueda de prensa el estado de las cuentas del Patronato Deportivo Municipal, calificando la situación de "grave" y aportando las cifras oficiales ofrecidas por los técnicos del área a fecha 21 de junio de 2011.

En su intervención, Vallespín declaró que "actualmente, el Patronato Deportivo Municipal tiene una deuda de 263.000 euros en facturas con consignación presupuestaria. Este dinero se debe todavía y no sabemos cuándo se va a poder pagar. Son la mayoría de facturas a proveedores oficiales que tiene contratado el Patronato Deportivo Municipal tales como la luz, el agua, y gastos en general".

Según Vallespín, el problema no sólo es la deuda en facturas con consignación presupuestaria, ya que "por otro lado nos encontramos con un total de facturas sin consignación presupuestaria de 73.724 euros".

En cuanto a los presupuestos, el concejal señaló que "el presupuesto prorrogado 2010-2011 está totalmente gastado, y no sólo nos aparecen estas facturas sin consignación, sino que a esto le tenemos que sumar los gastos comprometidos, que ascienden a 165.434 euros, gastos que, queramos o no, no hay más remedio que afrontar. Si lo sumamos todo, podemos hacernos una idea de la grave situación que atraviesa el Patronato Deportivo Municipal".

Dentro de las medidas a tomar para el próximo año, Vallespín se muestra claro: "De cara a 2012, cuando por fin se haga un presupuesto totalmente real, habrá que estudiarlo porque así es imposible poder seguir gestionando, sobre todo, las grandes instalaciones de nuestra ciudad".

Por otra parte, Vallespín hizo un breve resumen de estos seis últimos años del Patronato, refiriéndose a la polémica sobre la gestión del Centro de Tecnificación de Atletismo: "Teniendo en cuenta que los precios de las instalaciones y las actividades son populares y sumamos los recortes de 2009 y 2010, comprenderán que es imposible la gestión del Centro. Se han tenido dos contactos con la Junta de Andalucía, uno de ellos del propio Alcalde solicitando que se informe sobre el convenio y la aportación para la gestión del mismo, y no se ha contestado a ninguno. Sólo abrirlo cuesta 125.000 euros al año, y los gastos comprometidos, aun manteniendo la instalación cerrada, ascienden a 50.000 euros al año. Como comprenderán, hacernos cargo de esta instalación es inviable. La Junta de Andalucía tiene que darnos una dotación económica muy importante para poder sacarlo adelante".