Los equipos de Antequera que no estén en categoría nacional no podrán tener público en las instalaciones deportivas municipales, según anunció el Ayuntamiento de Antequera este martes 20 de octubre.

Así, todas las competiciones “que se desarrollen en instalaciones municipales se desarrollarán sin público a excepción de los equipos en categoría nacional con regulación específica al respecto”. Por lo que quedan exentos de esta norma, el Antequera Club de Fútbol, el BeSoccer UMA Antequera y el Iberoquinoa Antequera.

Sí se dejará que jueguen obviamente como uso para práctica deportiva en las instalaciones como se está realizando a día de hoy, pero sin que pueda haber público en su desarrollo. Desde el Equipo de Gobierno del Ayuntamiento además se ha contactado con la Consejería de Deportes de la Junta de Andalucía, para abordar una revisión de los protocolos relativos al deporte base. “No tiene sentido que, de lunes a viernes, los niños y niñas se mantengan dentro de grupos burbuja y que llegado el fin de semana puedan tener contacto con otros jugadores de otras localidades o ambientes diferentes a la hora de disputar encuentros de categorías base”, que tienen previsto en su calendario para empezar sus temporadas, de hecho, ya se han jugado varias citas de la cantera del Antequera Club de Fútbol.

Decisión desigual para los equipos deportivos

Esta decisión adoptada por el Ayuntamiento ha sido tomada con mirada desigual por parte de los distintos clubes deportivos de la ciudad, ya que no comprenden por qué se autoriza a uno y a otros no, como los que juegan en categorías nacionales.

Hemos contactado con varios de ellos. Desde la Unión Deportiva Antequera Femenino, Pedro Salazar afirma que no tenían previsto el acceso al público para ver sus partidos, una decisión que tomaron hace tiempo, ya que “somos pocos en la directiva, los que somos son los que están dentro del desarrollo de un partido y necesitamos más personas que se responsabilicen de todo ello; no tenemos personal para poder dejar que entre público a nuestros partidos”.

Por parte de la Unión Deportiva Torcal se han encontrado con una problemática. Ya habían puesto a la venta abonos de 10 euros, con los que los jugadores se pagarían las fichas federativas, y ahora, se encuentran que no puede acceder el público. Juan Agudo, delegado del equipo, nos dice: “Entendemos que la cosa está mal, pero debe estar mal para todos, no entendemos por qué a unos sí y a otros no. Nosotros lo tenemos todo preparado con todo el protocolo, algo que se firmó con Deportes donde nos dejaban entrar a 100 personas, y ahora nos dicen que no”. Y además, nos hace un especial hincapié en la relación con resto de clubes: “Somos el único equipo de la provincia de Málaga que no puede acceder el público y no se tienen vestuarios”.

Por parte del Antequera Futsal Club que jugará este año en el Fernando Argüelles en Segunda Andaluza de Fútbol Sala, Pepe Casasola reflexiona: “Creo que es una medida acertada, pero no igualitaria. En primer lugar, el no sentir el calor de tus aficionados, familia y amigos es un aliciente que se pierde durante la práctica de los partidos.Por otra parte, la mayoría de los equipos amateur y semiprofesionales tiene un porcentaje importante del presupuesto que procede de la venta carnets de socios simpatizantes o abonos y cómo no de las entradas, esto se agrava ya que la cuantía del resto de trámites de club, siguen incrementando o se mantienen en el mismo valor económico. Pensamos que debería ser una medida a tomar por todos los deportes y equipos de Antequera”.

Y por la base del Balonmano en nuestra ciudad, Lorenzo Ruiz nos informa: “Nosotros tenemos un protocolo que está por encima de cualquier otro, que es el de Sanidad que ya dice que no. Y luego está el protocolo de la Federación de Balonmano Base que tenemos que asumir que también dice que no, por lo tanto, nosotros lo tenemos claro. Nos dice el protocolo que no debe haber público”.

Más información, próximas ediciones www.elsoldeantequera.com y de papel, el sábado 31 de octubre de 2020 (pinche aquí y conozca dónde puede adquirir el ejemplar) o suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).