El Centro Deportivo Aquaslava ha lanzado una promoción especial, con motivo de su quinto aniversario, por la que se compromete a devolver el dinero a todos aquellos clientes que tras diez meses de entrenamiento en sus instalaciones, no consigan su objetivo fijado, ya sea bajar de peso, aumentar la masa muscular, mejorar el rendimiento o su marca personal; siempre y cuAndo, dicho objetivo sea calificado como viable por los monitores.

Bajo el título "Reto Aquaslava" la iniciativa pretende no sólo fidelizar al cliente, sino también, probar la capacidad del personal del centro deportivo. El director gerente de Aquaslava, Juan Antonio Velázquez, ha asegurado que se trata de una medida arriesgada pero que no la llevarían a cabo de no estar seguros de que es completamente realizable. La medida, según ha puntualizado, está destinada principalmente "a personas que no confíen en poder lograr estos objetivos, porque en deportistas habituales es mucho más complicado".

Dicho objetivo queda fijado por escrito a través de un compromiso que deben firmar tanto el centro deportivo como el deportista, para que al terminar el periodo se pueda comprobar si se han alcanzado las metas.