El frío ha dejado paso a un soleado domingo 11 de noviembre donde más de quinientas personas se apuntaron a pasar una jornada otoñal de deporte y, además, por una buena causa, conmemorando la décimo quinta edición de la Marcha Ciclista “Un día sin alcohol”, que partió desde el Paseo Real de la ciudad y recorrió parte de la misma.
 
Se trata de una prueba no competitiva que está organizada por el Centro de Ayuda y Liberación de Alcohólicos (CALA) y por el Ayuntamiento de Antequera, que contribuye a la promoción de conductas saludables en los hábitos cotidianos y el tiempo de ocio de los jóvenes y que se celebra cada noviembre en Antequera.
 
Antequera ha celebrado la décimo quinta edición de una marcha donde padres, hijos y amigos se subieron a sus bicicletas para recorrer las calles de la ciudad en una prueba no competitiva que busca apoyar a las personas que tienen problemas con el alcohol, promocionando los hábitos saludables.
 
Una cita que ya es tradicional en nuestra ciudad y que se organiza  gracias al Centro de Ayuda y Liberación de Alcohólicos (CALA) de Antequera, con la colaboración del Ayuntamiento y el Club Ciclista El Torcal.
 
La cita partió de la Puerta de Estepa, pasando por carretera de Sevilla, Plaza de Toros, Campo de Fútbol Ciudad de Antequera, Los Colegiales, Estación de Autobuses, calle Porterías, Cruz Blanca, Lucena, Cantareros, Plaza de San Luis, Alameda de Andalucía, Plaza Castilla, Pío XII, Parquesol, Albarizas, Puerta de Estepa, Plaza de Castilla y llegada al Paseo Real. 
 
 
Más información, edición impresa sábado 17 de noviembre de 2018 (pinche aquí y conozca dónde puede adquirir el ejemplar) o suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).