Debo reconocer la grata sensación que le produce a uno comprobar la enorme cantidad de personas que salen a caminar por las distintas zonas de la ciudad sin que importe mucho la hora del día. Han cambiado los conceptos de antaño donde la práctica de ejercicio no era algo habitual y mucho menos caminar por el mero placer de hacerlo y no por ser una necesidad.

Ya nadie duda de los numerosos beneficios que tiene realizar una actividad física cotidiana y los paseos son la clara alternativa para todas aquellas personas que no puedan o no quieran realizar los esfuerzos que se requieren en otros deportes.

Caminar también es cultura y una nueva forma de acceder a los efectos beneficiosos asociados a un magnífico estado de salud. La actual vida ajetreada exige a veces disponer de poco tiempo para acudir al gimnasio y sin duda se hacen cada vez más necesarios para la ciudadanía le existencia de entornos y rutas adecuadas para realizar esta práctica tan necesaria. Hoy ya se habla de que “la calle es el mejor gimnasio del mundo” y con ello, una ciudad como Antequera, siempre te va a regalar sus mejores vistas.

Andar por espacios seguros y de firme regular son ya los requerimientos que la ciudadanía está haciendo llegar a los gestores municipales y, cómo no, en Antequera se hace cada vez más necesarias actuaciones concretas en rutas circulares aledañas a su núcleo urbano como son las del Camino de Matagrande o Las Arquillas sin olvidar la zona de la Ronda Norte. Y es que da mucha satisfacción ver a tanta persona mayor dando su habitual, saludable y gratuito paseo diario. ¡Favorezcamos que cada día se cuente con más espacios y mejor adaptados para el sano y noble ejercicio de caminar!