Terminando las semanas del tiempo ordinario, las lecturas de la misa se van orientando a ese final de la historia con la venida de Jesús. Nos presenta hoy el mismo Cristo la parábola de las diez vírgenes.