Hace unos fines de semana me di una vuelta por los pubs del centro de nuestra ciudad y observé cómo han ido desapareciendo todos aquellos lugares de ocio donde los jóvenes y no tan jóvenes disfrutaban de la amplia oferta de ocio que existía. Hacer un recorrido por las calles y recordar todo aquello me produce una profunda nostalgia. Si me centro en las décadas de los 80 y 90 me gustaría hablar de aquellos que me vienen a la mente y que metiéndolos en una coctelera, la mezcla es más que explosiva. 

 

Si comienzo por la Alameda, recuerdo el ‘Pub Villareal’, el ‘Ibiza’ (más tarde ‘Ghardem’), el ‘Galeón’, el ‘Alambique’, la ‘Bolera’, las Botellitas’... en calle Infante don Fernando el ‘Zebra’... en calle Mesones, el ‘Estás Loco’, ‘La Tasca’ (después el Café Teatro), en calle Carreteros el ‘Carreteros 10’...  En la calle San Agustín y Silla hubo un tiempo en el que se encontraban un buen número de pubs como el ‘Dimos’, el ‘Trapiche’, el ‘¿Adónde vamos?’, el ‘Voltereta’... y cómo no, nuestra ‘Discoteca Rockefella’ en la que tantos buenos momentos hemos pasado. 

 

De ahí pasamos a la mítica calle Calzada donde los hermanos Aragón montaron el ‘Pub La Calzada’ (más tarde el ‘Subcielo’ de nuestro querido amigo Chipi), el ‘Maruja Limón’, el ‘Manolo Bar’, ‘La Madriguera’... Junto a la Plaza San Francisco recordamos al ‘Pub de el ‘Churri’... en calle Diego Ponce teníamos el ‘Pub Caribe, el ‘Etcétera’, el ‘Pub La Calle’...Cuando llegamos a la calle Cantareros en la misma zona se concentraba la ‘Cervecería Nebli’,  la querida ‘Discoteca Torcal‘, y el Pub Resaka’... en calle Laguna el ‘Pub Guay’ (años después el ’Comanche’) para finalizar en la calle Merecillas en el añorado ‘Pub Fox’.

 

Sin duda, un emotivo recorrido, que me hace preguntarme qué hemos hecho mal en todo este tiempo para no poder disfrutar de ese ocio en la actualidad.