El hematocrito es un valor analítico que se obtiene mediante un análisis de sangre y que vincula el volumen que ocupan los glóbulos rojos (eritrocitos) respecto al volumen total de la sangre. Es una forma de relacionar la parte sólida de la sangre frente a su parte líquida (suero), por eso se expresa en tanto por ciento.El valor normal de hematocrito va desde el 40 al 50 por ciento en los hombres, del 36 al 46 por ciento en las mujeres y en los niños varía según la edad. Como los eritrocitos se fabrican en la médula ósea podríamos pensar que solo aquellas enfermedades que afecten directamente a la médula ósea van a influir en el hematocrito.

 

Este es el caso por ejemplo de la policitemia vera, que genera una producción enormemente exagerada de eritrocitos aumentando de esta manera el hematocrito. Aun así no debemos de olvidar que existen multitud de situaciones de lo mas diverso donde nuestro organismo va a responder modificando el hematocrito.

 

A priori pudiera parecer que el hematocrito es poco importante, pensemos que un valor de hematocrito que sea anormalmente alto o bajo puede ser muy significativo en el diagnóstico de infinidad de enfermedades. De esta manera, problemas no solo de la  médula ósea, sino también en deshidrataciones, Epoc, hipoxias y cardiopatías se pueden presentar valores altos de hematocrito. Por el contrario, patologías tan diferentes como leucemias, hemorragias, anemias y la desnutrición cursan con valores bajos de hematocrito. 

 

Hoy para terminar, reconozco mi admiración mas profunda por aquellas pequeñas personas que tienen un corazón tan grande que constituyen todo un ejemplo a seguir, aunque tengan tan corta edad. Son todo un ejemplo a seguir y es un orgullo poder compartir mi vida con ellas.