Como su propio nombre indica, la radioterapia es un tratamiento que utiliza radiaciones o partículas que son radioactivas. Se usa en numerosos tipos de cáncer, los rayos X de alta frecuencia son los mas efectivos y usados, aunque también se emplean partículas como el yodo radioactivo o incluso los protones. La radioterapia puede utilizarse por sí sola, o bien en combinación de otros tratamientos como la cirugía o la quimioterapia.
 
La radiación recibida mediante una radioterapia es mas dañina para las células cancerígenas que para las células normales, esto ocurre porque las células cancerígenas se reproducen a mayor velocidad. Existen varios tipos de radioterapia, su aplicación dependerá principalmente del tipo de cáncer a tratar, de la localización y tamaño del tumor y de la edad del paciente. Hay que tener muy claro que la radioterapia no daña inmediatamente a las células cancerígenas, deben transcurrir varios días o incluso semanas para que el ADN de las células cancerígenas quede lo suficientemente dañado como para que estás células no solo paren de dividirse sino que también acaben muriendo.

La radioterapia se puede usar como tratamiento de elección, o como tratamiento preventivo para que no vuelva a aparecer el cáncer o incluso como tratamiento previo a una cirugía para reducir el tamaño de un tumor. En cualquier caso, la radioterapia también va a destruir células sanas, por eso produce efectos secundarios. Lógicamente estos efectos secundarios variarán en función de cual sea la zona del cuerpo que recibe la radiación, la dosis de radiación recibida y la duración de la misma. Los efectos secundarios mas habituales son fatiga, diarrea, caída del pelo, náuseas, vómitos y pérdida del sabor. 

Existe un límite en la radiación que puede recibir una persona a lo largo de su vida, por esto en ocasiones no se puede repetir la radioterapia en un mismo paciente. No debemos de olvidar que la radioterapia es un tratamiento ambulatorio, lo cual implica que estos pacientes después de recibirlo se van diariamente a su casa. Para terminar hoy quiero transmitir mi mas sincero apoyo a estas personas, su grandeza humana constituye su verdadera fuerza.